La paz de Santos ha sido más eficiente que la paz de Uribe según cifras

La paz de Santos ha sido más eficiente que la paz de Uribe
JEP ha logrado más en dos años que LJP en 15 años.

Según las cifras publicadas en su cuenta personal de Twitter, la Representante a la Cámara por Bogotá, Juanita Goebertus, concluyó que la paz de Santos sería más eficiente que la paz de Uribe.

Los Acuerdos

Teniendo en cuenta los dos acuerdos de paz logrados en los Gobiernos del expresidente Juan Manuel Santos y el expresidente, hoy investigado, Álvaro Uribe Vélez, se llevó a cabo un análisis que permitió comparar el impacto que cada uno de ellos ha tenido en la construcción de paz y la finalización del conflicto en Colombia.

Durante los últimos 15 años, según el estudio, el país logró la desmovilización de grupos paramilitares y grupos guerrilleros, pertenecientes a las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC-EP.

La famosa Ley de Justicia y Paz, promovida por el Gobierno Uribe, para desarmar a los paramilitares, y los Acuerdos de Paz, firmados con las FARC en La Habana-Cuba, promovidos por el Gobierno Santos.

Cada uno de los acuerdos ha sido objeto de opiniones a favor y en contra al tratarse de un esfuerzo bilateral para la finalización del conflicto, no de una rendición.

Esto implica que, por tratarse de un acuerdo, sea imperativo que ambas partes cedan en algunas condiciones para que se pueda consensuar una salida que convenga a todos.

A pesar de los dos procesos en los que se desmovilizaron los grupos armados ilegales, no ha habido garantía de erradicación de la guerra porque algunos grupos disidentes han actuado por fuera de dichos acuerdos.

El análisis

La Representante, del Parido Alianza Verde, Juanita Goebertus, publicó este 15 de octubre su análisis comparativo con datos comprobables que han permitido medir el avance de cada acuerdo.

JEP más efectiva que Ley de Justicia y Paz

En el contraste, puede verse que en la Ley de Justicia y Paz negociada por el expresidente Álvaro Uribe, se logró que solo el 13.4% de los paramilitares desmovilizados hicieran parte de Justicia y Paz.

Solo 588 exparamilitares han sido investigados y condenados, y la primera condena tardó 4 años en hacerse efectiva.

En el caso de la Justicia Especial para la Paz, JEP, el uribismo ha sido un acérrimo crítico por las supuestas demoras e impunidad para los excombatientes de las FARC que abandonaron sus armas.

Sin embargo, según los datos que menciona Goebertus, en solamente dos años de implementación de la JEP, con muchos detractores y obstáculos, ya existen 402 versiones voluntarias.

Además se han abierto 7 macrocasos que han permitido abrir investigaciones para esclarecer delitos como la retención ilegal de personas o secuestros, los falsos positivos, la victimización de los miembros de la UP y el reclutamiento de niños para el conflicto armado.

También señala que en la JEP el 93.1% de los exguerrilleros ya se encuentran en el camino de reincorporación y los ausentes solo se reducen a un 6.9%.

Aunado a ello, Goebertus destaca que del total de personas sometidas a la JEP, que han sido 12.591, el 21.5% son miembros de la Fuerza Pública, un 77.5% son exintegrantes de FARC y un 0.1% son personas sometidas por delitos relacionados a protesta social.

Según esta comparación basada en hechos fácticos, la JEP, o en su defecto, la Paz de Santos, ha logrado mayores avances en el tema de justicia y de paz en solo 2 años de implementación, que la ley de Justicia y Paz de Uribe en 15 años de ejecución.