La lista independiente ‘Unidad Popular Cali En Resistencia’ se unió al Pacto Histórico Juvenil

Juventudes de Cali se unen al Pacto Histórico
Juventudes de Cali con el Pacto Histórico.

El Pacto Histórico se consolida como una de las fuerzas alternativas más sólidas para alcanzar la presidencia de Colombia en las elecciones del próximo 2022.

Además, el número de movimientos políticos y sociales que suma tienen como propósito modificar el Congreso de la República.

Monumento a la Resistencia en Cali
Monumento a la Resistencia en Cali.

La politización de la juventud

El paro nacional indefinido en Colombia y la respuesta del gobierno con las fuerzas de seguridad, ha llevado a que los jóvenes se organicen por líneas y exijan su participación política.

Esto, teniendo en cuenta que la gran mayoría de la población marchante no se siente representada por el Comité del Paro.

Sin embargo, la poca voluntad de diálogo del gobierno nacional sumada a la represión y militarización de ciudades y municipios ha llevado también a que la protesta derive en las urnas el próximo año.

A este fenómeno, algunos congresistas de oposición le han llamado la politización de las juventudes colombianas, un evento necesario que permite crear una mayor conciencia en la población del futuro.

Juventudes de Cali se unen al Pacto Histórico

Cali se constituyó en el epicentro del paro nacional, el escenario de graves violaciones a los derechos humanos, pero también en la máxima representación de la resistencia en el país, hasta el punto de que la población construyó su propio monumento con ayuda de la comunidad.

El día de ayer, la lista independiente Unidad Popular Cali en Resistencia anunció su participación en los Concejos Municipales de Juventud en la capital del Valle del Cauca.

Además, a través de su cuenta oficial en Twitter manifestaron su adhesión al Pacto Histórico para ser gobierno en 2022.

El Pacto Histórico, liderado por la Colombia Humana de Gustavo Petro, es la coalición más grande de alternativos que participará en la contienda electoral.

Muchos movimientos sociales se han sumado y han añadido su cuota de precandidatos presidenciales. También formularán listas para alcanzar el 55/86 que les permita legislar.