Claudia López ¿Le quedó grande controlar a la Policía Nacional de Colombia?

Claudia López no tiene control sobre la Policía Nacional
La alcaldesa por su competencia institucional debe ser la primera jefe de Policía de Bogotá.

Las manifestaciones comenzaron el miércoles frente al Comando de Acción Inmediata (CAI) de la Policía del barrio Villa Luz, en el occidente de Bogotá, en el que trabajaban los dos uniformados involucrados en la muerte de Javier Ordóñez, un hombre de 46 años que fue sometido con brutalidad y el uso repetido de una pistola eléctrica Táser.

En medio de las protestas han perdido la vida más de diez personas y más de 300 civiles han resultado heridos, estos fueron ingresados en hospitales por lesiones con objetos contundentes. En redes sociales circulan muchos videos, donde se evidencia que el abuso provenía de la policía.

¿La policía no sigue las ordenes?

La alcaldesa mayor Claudia López, ha hecho declaraciones donde rechaza y denuncia el abuso policial. Es válido recordar que, el artículo 315 de la Constitución Política de Colombia dice que “el alcalde es la primera autoridad del municipio”.

La Constitución también dice que “la policía Nacional cumplirá con prontitud y diligencia las órdenes que le imparta el alcalde por conducto del respectivo comandante”. En esa medida queda la duda si la Policía le hace caso a la alcaldesa, pues legalmente quien da las instrucciones es Claudia López.

También es válido recordar que, en medio de su campaña, López hizo la siguiente promesa: “¡Yo voy a ser la jefa de la Policía, voy a coordinar la seguridad como principal prioridad! Tendremos policía, inteligencia y justicia 24/7 enfocada en capturar atracadores y violadores, desmantelar las ollas y combatir el atraco”.

Esta situación es grave, pues significa que la mandataria no tiene control, ni trabajo articulado con la policía de vigilancia, en las estrategias policiales en la ciudad y tampoco en los dispositivos especiales. A esto se le suma que cada vez son más los casos del uso excesivo de la fuerza por parte de estas unidades.

Las manifestaciones, marchas y plantones contra la brutalidad policial han continuado, en varias ciudades del país como Barranquilla, Medellín, Cali y Bogotá. Mientras esto sucede, la ciudadanía sigue condenando la actuación de la alcaldesa y el presidente Duque por enviar a las fuerzas de seguridad a reprimir a los manifestantes.