‘Acto de Perdón y Reconciliación’ en Bogotá acompañado de represión por parte de la Policía

reconciliación en Bogotá Claudia López
El acto fue convocado para honrar la memoria de las personas fallecidas, en los hechos ocurridos en la ciudad durante las protestas.

En medio de la jornada de ‘reconciliación’ la alcaldesa Claudia López, reiteró su perdón, recordando que el espacio no era una celebración. El acto inicial fue religioso, donde asistieron los familiares de las víctimas, secretarios del distrito, pero el presidente Duque no asistió.

A su vez, la alcaldesa de Bogotá declaró: «a la familia de Jaider, la familia de Julieth, la familia de Freddy, la familia de Germán, la familia de Cristian, la familia de Angie Paola, la familia de Andrés Felipe, la familia de Julián Mauricio y a las familias de todos los que resultaron heridos de bala, les pedimos perdón».

Enfrentamientos en medio del acto de perdón

La jornada de perdón en Bogotá terminó en represión por parte de la policía a los manifestantes; los cuales a través de concentraciones y cacerolazos se expresaban en paz, en diferentes puntos de la ciudad.

Las personas recordaban pacíficamente las víctimas de las protestas, pero mientras en el centro se daba la jornada convocada por la alcaldesa, Claudia López; en la Plaza de Bolívar, los manifestantes eran reprimidos por la policía, utilizando gases lacrimógenos.

Algunos testigos han asegurado que el primer acto violento, procedió por parte de los agentes del ESMAD, ya que al llegar la marcha al CAI de San Diego (en el centro de la ciudad), fueron recibidos con gases de lacrimógeno.

Los manifestantes pedían justicia por los 13 muertos, resultado del usó armas de fuego, apuntadas a quemarropa o en horizontal y se alianzas de los policías con civiles encapuchados y de identidad desconocida para perseguir a los jóvenes manifestantes.

Algunos sectores consideran necesario escuchar las demandas ciudadanas, garantizar la vigencia de los DD.HH. y que la policía escuche las ordenes emitidas por Claudia López, pues las protestas son frutos del descontento popular.

A esto se le suma también la exigencia de actos de reconocimiento y luchar para que cada día exista más transparencia en la policía, para evitar los casos de abuso de autoridad.