Según Jennifer Arias, solo Dios y ella misma son sus jueces

El comentario de Jennifer AriasEl comentario de Jennifer Arias
Jennifer Arias.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Jennifer Arias, hizo pública una foto de sí misma en redes sociales acompañada de un mensaje en que asegura que los únicos que pueden juzgarla son Dios y ella misma. Las reacciones no se hicieron esperar.

«No importa cuánto los juzguen, recuerden que al final solo Dios y ustedes mismos serán sus jueces», expresó Arias en sus redes sociales.

Jennifer Arias y los narcopilotos
Jennifer Arias, ‘la dama de los narcovuelos’.

La presidenta de Cámara de Representantes, Jennifer Arias, es uno de los personajes más polémicos en la actualidad por cuenta de su cercanía con el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Además, Arias es conocida como la dama de los narcovuelos, por sus vínculos con los narcopilotos que fueron fotografiados con varios miembros del Centro Democrático, incluyendo el actual presidente de Colombia, Iván Duque Márquez.

Arias, además, ya protagonizó varios escándalos relacionados con algunas fotos en que aparecía con un arma y que, según explicó, corresponden a la celebración pasada de un día de Halloween.

También fue criticada por el episodio de «Vote sí, Anatolio», en que en plena votación del Presupuesto General de la Nación 2022 en que se incluía la eliminación de la ley de garantías, le ordenó al congresista Anatolio Hernández que debía votar de forma positiva.

Ahora, Arias asegura que solo Dios y ella misma pueden juzgar sus acciones.

La fotografía ha generado múltiples reacciones en redes sociales:

Omar: No importa cuánto los juzguen, recuerden que al final solo Dios y ustedes mismos serán sus jueces.

Jojare: Jennifer Arias renuncia al CSJ y pide que la investigue Dios.

Rubén: No señora, en su caso la juzga la CSJ y/o el Consejo de Estado. Que trino tan soberbio y cargado de camandulería barata. Solo le faltó que la foto fuera de rodillas, en una iglesia y frente a una imagen de su mesías Uribe. Nota: El plagio también es castigado por la ley.