¿Pura estrategia? Juan Manuel Galán ya fue ‘bendecido’ en una iglesia previo a las elecciones

La bendición a Juan Manuel Galán
La bendición a Juan Manuel Galán.

El posible candidato presidencial en representación del ‘Nuevo Liberalismo’, Juan Manuel Galán, publicó en redes sociales una fotografía en que estaría siendo bendecido por un sacerdote en una iglesia.

“Todo en manos de Dios”, escribió el político junto a la fotografía publicada, por lo que muchos interpretan que está encomendando a Dios su carrera por la Casa de Nariño en las elecciones de 2022.

Nuevo liberalismo
Hijos de Lara y Galán.

La religión y la política en Colombia

En Colombia, la religión y la iglesia, históricamente, han cumplido un papel predominante y casi hegemónico en la política nacional, e incluso se ha convertido en parte de una estrategia para ganar adeptos en las campañas presidenciales.

Se hizo costumbre en Colombia que los políticos aspirantes a algún cargo de elección popular comiencen a mostrar de manera pública su devoción y religiosidad mese antes de las elecciones.

Han sido muchos los aspirantes a la Presidencia de Colombia y al Congreso de la República que se dejan ver en escenarios religiosos, bien sea católicos o protestantes, demostrando su carácter cristiano y presumiendo su supuesta moral intachable.

Incluso, el polémico expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, también participó en ceremonias religiosas en época de campaña electoral.

¿Es una estrategia para ganar votantes?

En la política actual, el congresista del partido cristiano, Colombia Justa Libres, John Milton Rodríguez, también habría sido ungido en una iglesia cristiana como el próximo presidente de Colombia.

Y ahora, es el hijo de Luis Carlos Galán, quien hace pública su bendición religiosa para la carrera política por la Presidencia.

Pese a que puede tratarse de un gesto genuino, en un país tan religioso como Colombia se levantan sospechas relacionadas con las intenciones de estos políticos de hacer pública su vida cristiana tan solo meses antes de las elecciones en el país, en plena campaña presidencial.

Por lo que una de las teorías más fuertes que existen en torno a esta conducta es que se trata de una estrategia para ganar incautos.