El Túnel de la Línea lleva dos inauguradas sin todavía haber terminado la obra

Túnel de la Línea ya ha sido inaugurado por dos presidentes (Álvaro Uribe e Iván Duque)
Túnel de la Línea ya ha sido inaugurado por dos presidentes (Álvaro Uribe e Iván Duque)

Colombia es uno de los pocos países donde se inauguran obras de infraestructura sin todavía haberlas terminado y peor aún, los políticos de turnos sacan pecho de las obras civiles que por lo general terminan siendo unas cloacas de corrupción.

La inauguración del Túnel de la Línea no se salva de este populismo, el presidente Iván Duque inauguró hoy 04 de septiembre de 2020 una obra que todavía no está terminada y que piensa ser entregada en 2021.

Estas inauguraciones son clásicas de mandatarios que necesitan reconocimiento y que luchan constantemente por ganarse el apoyo de los ciudadanos, pues montan diferentes obras de teatros para salir en las portadas de los medios, pero después, cuando descubren que hay corrupción o que la obra falló, son los primeros en abandonar el barco.

El puente Chirajara lo inauguraron y de desplomó

El expresidente Juan Manuel Santos visitó junto al hombre más rico de Colombia Luis Carlos Sarmiento Angulo el puente de Chirajara, allí inauguró el puente Chirajara, dos meses después se desplomó dejando varios obreros muertos.

El primer tramo, de los ocho en los que se dividió la obra, se inauguró el 5 de junio de 2015, allí el vicepresidente German Vargas Lleras también sacaba el pecho por la obra.

Uribe inaugura el Túnel de la Línea

El lunes 04 de agosto de 2008, el Túnel de la Línea fue inaugurado por Uribe, especialmente el túnel piloto que respaldaba al túnel original, allí destacó que era un proyecto de orgullo para la ingeniería colombiana.

El túnel terminó costando 5 veces más según la Contraloría y un atraso de 5 años, un error que lo pagaron todos los colombianos con sus impuestos.

Para terminar, algunos colombianos se burlaron del presidente Duque por equivocarse al momento de la inauguración, no supo romper o desatar el nudo protocolario.