Carolina Sanín sobre la revista Semana: pobrecito este órgano de propaganda de la extrema derecha

Carolina Sanín arremete contra Semana
Carolina Sanín arremete contra Semana.

Con un artículo contra la escritora Carolina Sanín, la revista Semana arremetió contra los programas que está realizando Canal Capital.

La nota titulada “Carolina Sanín invita a ver su programa en Canal Capital a punta de groserías” fue rechazada por la escritora, cantándole algunas verdades a los juzgadores del espacio público (Semana).

Le podría interesar: Los 8 minutos más sinceros de Carolina Sanín en la televisión

“Este, señores uribistas de la Revista Semana, es MI Twitter, no del canal. No se paga con los impuestos de nadie. Y absolutamente nadie me va a decir cómo hablar, a mí, que conozco esta lengua mejor que cualquier otro colombiano. Así que ubíquense”, afirmó Sanín.

Resulta que la escritora utiliza su cuenta de Twitter personal para rimar cada vez que va a presentar su programa, sobre todo invita a sus seguidores a que se conecten al programa. Las rimas son polémicas, pero no necesariamente perjudiciales.

La revista Semana crítica a Claudia López por permitir que personas afines a su gobierno presenten los programas, por lo que Carolina Sanín siguió argumentando sobre el articulo.

“Revista Semana, al servicio del gobierno de la estupidez y empeñada en imbecilizar al país. Una sociedad que ni siquiera sea capaz de tener sentido del humor: eso es lo que les convendría, sí”, agrega Carolina.

Carolina Sanín resalta que Semana protege a los responsables de las masacres contra los niños y jóvenes de Colombia, sin embargo, si le parece perjudicial que hagas rimas de humor con contenido para adulto.

Sanín dijo: Pobrecito este órgano de propaganda de la extrema derecha. Más se van a escandalizar cuando vean el programa de esta noche. Y dejen de usar a los “niños” y a los “jóvenes” a quienes el gobierno MASACRA mientras ustedes piensan en protegerlos de “groserías”.

El seguir de Carolina, Carlos Duque afirmó: Con dineros públicos el gobierno va a refinanciar los medios de comunicación privados para mantenerlos arrodillados. Esa sí que es una vulgaridad. Las groserías de Sanín es poesía popular pura.