¿Mercados campesinos serán la salvación económica de los productores?

¿Mercados campesinos serán la salvación económica de los productores
Siguen las estrategias para ayudar a los campesinos

Entre más pasan los días, las cosechas de los productores siguen recogidas sin vender a un buen precio y por ello, el gobierno reactivará oficialmente los mercados campesinos.

El Ministerio de Agricultura empezó esta propuesta durante el 21 y 22 de noviembre para apoyar al campo y sus aliados, de los cuales, más de 110.000 productores vinculados han podido vender su cosecha de manera directa, sin intermediarios, por un valor superior a $1 billón.

Mercados campesinos

Bogotá fue testigo de los mercados campesinos donde cada agricultor nacional pudo reactivar su sector y sus ventas.

Sin embargo, estos mercados campesinos son jornadas definidas que no bastan para cubrir todo el tiempo que llevan sufriendo por no vender sus productos.

Los mercados son únicamente por 16 horas por dos días, con un aforo máximo de 20 personas, lo que significa que los campesinos deben limitarse a vender, sobre todo cuando ellos se enfrentaban a más de 20 personas que compraban sus tubérculos.

Agricultura por contrato

Con la participación de 10 organizaciones de productores de Cundinamarca, Boyacá y Tolima y otros, se reactivaron oficialmente los Mercados Campesinos.

Los de mayor participación en Agricultura por Contrato son frutas y hortalizas (29%); café (20%); pesca (14%); cacao (13%), entre otros.

«En total son 10 Jornadas de Negocio que se tenían planeadas para estos dos meses, ya llevamos 8. Invitamos a los aliados comerciales y a los productores para que se sumen a esta estrategia»

Rodolfo Zea Navarro, ministro de Agricultura y Desarrollo Rural.

Papatón

Debido al poco consumo de papa en el país y que por ello, los papicultores se están quedando con toda la cosecha, se implementó una campaña llamada «Papatón» con el fin que las familias vuelvan a comprar este producto.

Para que las personas pudieran comprar, hubo “auto mercado”, es decir, realizar un pedido, hacer el pago y recoger los productos desde el carro, sin la necesidad de un contacto amplio entre vendedor y comprador.