Continua el debate sobre las etiquetas en la comida chatarra en Colombia

Comida chatarra. Foto: queperros
Comida chatarra. Foto: queperros.

El debate en Colombia sobre las etiquetas en la comida chatarra ha sido bastante álgido; generando tensión entre diferentes sectores, como: el Gobierno, el Congreso, el sector privado, entre otros. El gobierno anunció una propuesta para incluir sellos frontales.

Esta medida, es asumida como una solución a una inseguridad alimentaria, para que niños, jóvenes y adultos puedan tener una correcta alimentación.

¿Cuál es la propuesta del Gobierno respecto a las etiquetas en la comida chatarra?

El modelo de etiquetado nutricional para alimentos ultraprocesados, presentado por el gobierno consiste en sellos circulares de advertencia.

Estos deben ir en la parte frontal de los paquetes o envases, indicando si el contenido es alto en azúcares, sal/sodio o grasas saturadas. Se espera que el modelo presentado por el Ministro de Salud, entre en vigor en noviembre del 2022.

Los sellos presentados por el Gobierno son redondos, monocromáticos y con las frases “alto en azúcares añadidos“, “alto en sodio” y “alto en grasa saturada”. En la actualidad se encuentran en consulta internacional.

También establecerá una normatividad para que las tablas nutricionales sean más simples y grandes.

El coautor de esta iniciativa fue el representante por el partido Verde, Mauricio Toro. Este proyecto, llamado “Proyecto de Ley de Comida Chatarra, ya había sido presentado en tres oportunidades al congreso, en los cuales siempre se había caído.

Carolina Piñeros, directora ejecutiva de Red PaPaz, ha afirmado que, en el país han primado los intereses económicos por encima de la salud; pues las campañas de muchos congresistas son financiadas por estas grandes industrias.

Mientras tanto, en el Congreso avanzó en Cámara un proyecto de ley sobre etiquetado en comestibles ultraprocesados, conocido como la Ley de Comida Chatarra, y en los próximos días entrará a debate en el Senado.

El etiquetado utilizado en algunos países como Perú, México, Uruguay y Chile es octagonal.