Policías protegen el nuevo centro comercial (Nuestro Bogotá) de los hijos de Uribe

Policías protegen infraestructura de los hijos de Uribe
Policías protegen infraestructura de los hijos de Uribe.

El Centro Comercial Nuestro Bogotá, uno de los emprendimientos de los hijos de Uribe Vélez, ubicado sobre la Avenida Cali fue inaugurado el pasado 21 de abril.

Ante las protestas realizadas en contra la reforma tributaria propuesta por el gobierno de Iván Duque, varios ciudadanos llegaron hasta el centro comercial con banderas y arengas.

En los videos que circulan en Twitter, se observa la presencia de la fuerza pública y el ESMAD en el lugar, para evitar algún tipo de ataque contra el centro comercial.

Tal fue la logística que llevaron a cabo las autoridades en esa zona, que a los manifestantes les tocó ubicarse al otro lado de la Avenida Ciudad de Cali; el corredor vial que pasa justo al frente del centro comercial Nuestro Bogotá.

Al ver el plantón, las autoridades dispersaron a los manifestantes y se presentaron enfrentamientos con la fuerza pública.

En Twitter se han dado denuncias por parte de los concejales de Bogotá, respecto a lo que sucede en la zona.

la concejala Heidy Sánchez Barreto trinó: “Me informan las organizaciones de Derechos Humanos, que a las personas que están reteniendo en las inmediaciones del Centro comercial de Tomás y Jerónimo, los están llevando al sótano del centro comercial y no les permiten hacer ninguna comunicación”.

Algunas inversiones de los hijos de Uribe

La construcción de centros comerciales es uno de los tantos negocios en los que han invertido los herederos del expresidente.

El de Bogotá entró a ser parte del grupo de establecimientos “Nuestro”, que ya tiene sedes desde hace algunos años en Apartadó (Antioquia), Cartago (Valle del Cauca), Montería (Córdoba) y Soledad (Atlántico).

Cada nuevo negocio que entra al patrimonio adquirido por los hijos del expresidente, hace parte de la sociedad de los empresarios Jaguar Capital S.A.S.; con la cual han realizado millonarias inversiones, que están bajo vigilancia de sus opositores.