Visita de la primera dama a la Guajira se convierte en tema de polémica

Visita de la primera dama a la Guajira
“El valor de una mujer no tiene precio”, aseguró la Primera Dama, María Juliana Ruiz, en su visita a una comunidad wayúu en La Guajira

Reaparece la primera dama visitando la comunidad Wayúu, en la Guajira, a través de un video que ha despertado polémica nacional.

  • Sarmiento Angulo realiza compra millonaria durante la cuarentena

No se hizo esperar la visita de la primera dama a esta región del país luego de los recientes comentarios de Fabio Zuleta sobre el comercio de las mujeres indígenas.

La Guajira y las comunidades indígenas en general, han sido lugares que han vivido en carne propia el abandono del estado. Las carencias en los derechos fundamentales como lo son el agua o la educación afectan significativamente la calidad de vida de sus habitantes.

Aún más, en medio de la crisis sanitaria que se encuentra Colombia actualmente por efectos del Coronavirus.

La visita de María Juliana Ruiz, primera dama de Colombia, tuvo como fin resaltar el valor de la mujer y rechazar los casos de explotación sexual.

Sin embargo, algunos colombianos manifestaron su inconformismo por la falta de compromiso del gobierno hacía esta población.

https://twitter.com/lelis1203/status/1266761692530143232?s=20

Visita que debe mostrar gestión en otros aspectos

La Guajira ha sido fuertemente golpeada por diferentes situaciones que la convierten en una población vulnerable en el territorio colombiano.

Una de esas situaciones es la desnutrición de la población infantil. Murieron más de 2900 niños menores de cinco años que sufrían desnutrición y otras patologías asociadas a la falta de una buena alimentación. Lo anterior entre los años 2003 y 2013.

  • Segundo Capítulo de la serie Matarife: »Corporación Muerte»

Debido a la escasez de lluvia en la región, la Guajira ha sido declarada en calamidad pública varias veces. La más reciente en febrero de este año por efectos del Covid-19. Comunidades de la Alta Guajira ya sufrían de la falta del preciado líquido desde antes de la pandemia.

Las soluciones a este problema han sido superficiales y no eliminan el problema de raíz. EL uso de cisternas y carrotanques de agua no genera la tranquilidad la población.