Las piedras contra Levy Rincón por su manera de expresarse

Levy Rincón
Levy Rincón.

El programa del joven Levy Rincón para el día viernes 24 de julio, no ha empezado y ya ha generado polémicas injustificadas. Un trino del pasado 21 de julio, indicando que la senadora Aída Avella y Olga Behar estarían en su programa, generó polémica por parte de una tuitera que lo hizo “sacar de las casillas”.

Trinos y trinos entre Levy Rincón y la tuitera Moni Di, trajeron a la conversación a diferentes activistas, youtubers, actores y ciudadanos. Entre odios y amores Levy Rincón terminó pidiendo disculpas a las personas ofendidas.

Levy Rincón vs Cielo Rusinque

La activista Cielo Rusinque le dijo a Levy Rincón: “Critica compartida, al menos a ti te contestó, lamentable que a mí ni eso. Ese hágalo ud, a una crítica constructiva si muy lamentable. Triste hombre, triste”. Este comentario lo dijo, luego de la discusión entre Levy y Moni Di.

https://twitter.com/cielo_rusinque/status/1285683727750832130

En un país que necesita a los líderes de opinión en búsqueda de la justicia y sobre todo que promuevan unidad entre los diferentes sectores alternativos, dejan mucho que decir, estas discusiones solo favorecen a la vieja política.

Este debate en Twitter también involucró al youtuber René Jiménez, con un cruce de palabras violentas, dejó mal parado a Levy Rincón.

  • Un viernes negro para la uribista Natalia Bedoya
  • “Yo escribo novelas de narcos, pero ella los idolatra”: Gustavo Bolívar a Natalia Bedoya
  • Rodolfo Hernández decepcionó a los alternativos por defender a Uribe

El éxito de Levy Rincón

No cabe duda que Levy Rincón es un influencer que se ha hecho a pulso, habla lo que pocos periodistas se atreven a contar, se ha ganado el reconocimiento de las nuevas generaciones y actualmente tiene más audiencia que la periodista Vicky Dávila.

Los medios tradicionales le tienen miedo, porque con una cámara y un micrófono cuenta lo que ellos no pueden contar. En un país donde los niños mueren de hambre, él explica la realidad del país sin tapujos.

Su forma de ver al país no es cuestionable, el problema consiste en su forma de tratar a las personas, el éxito y sus seguidores en las redes sociales lo pueden montar en una burbuja, que en un futuro le puede jugar en su contra.