La lujosa adquisición de Shakira y el famoso cofundador de Pink Floyd

La colaboración de Shakira 'Pink Floyd' no fue música, sino una isla privada de $ 16 millones que generó problemas fiscales
La colaboración de Shakira 'Pink Floyd' no fue música, sino una isla privada de $ 16 millones que generó problemas fiscales.

En el mundo de la música actual cada vez es más común encontrar colaboraciones entre artistas de diferentes lugares y distintos géneros. Sin embargo, la cantante colombiana Shakira y el cofundador de la banda Pink Floyd Roger Waters se juntaron para algo distinto a la música.

El canal de televisión estadounidense sobre noticias de economía CNBC reveló que estos dos músicos compraron una isla privada en las Bahamas. El costo de la porción de tierra adquirida está estimado en $16 millones de dólares.

Shakira es una reconocida artista barranquillera que ha gozado de mucho éxito en la industria de la música, con 3 premios Grammy y 13 premios Grammy Latino se ha ganado un puesto alto en la historia de la música.

Su popularidad la ha llevado a que muchos artistas quisieran asociarse con ella, desde latinos como Alejandro Sanz, Maluma y Carlos Vives, hasta Beyonce y Black Eyed Peas.

A lo largo de su carrera Shakira ha incursionado en la arquitectura, la administración de empresas, diseño de moda y actuación, por lo que se considera también como una de las artistas más polifacéticas de la industria.

Otro gran momento para la barranquillera llegó en 2020 durante el Super Bowl LIV donde se presentó en el espectáculo de medio tiempo, expandiendo cada vez más su éxito y su patrimonio que ronda los $300 millones de dólares.

Por otro lado, Roger Waters quien compuso muchas canciones y sirvió como bajista para Pink Floyd logró gran popularidad con los conceptos innovadores que presentaba la banda.

El artista también tuvo sus proyectos de solista y en la actualidad cuenta con $310 millones de dólares.

La revista People informó que la isla se encuentra a una hora de Miami en avión, y en sus aproximadas 283 hectáreas cuenta con cinco playas y tres lagos.

El objetivo de la compra parece ser “reinventar el concepto de turismo” brindando un espacio especial para que otros artistas puedan descansar por largos períodos de tiempo. Se pretende además construir espacios como galerías de arte y estudios musicales.