Hijos de Uribe pagan a firma estadounidense para limpiar la imagen de su padre

Jeronimo Uribe y Tómas Uribe (Hijos del expresidente Álvaro Uribe Vélez)
Jerónimo Uribe y Tomás Uribe (Hijos del expresidente Álvaro Uribe Vélez)

El millonario contrato que realizó Tomas Uribe, hijo del expresidente Uribe con la firma especialista en marketing político DCIP Group, ubicada en Washington, Estados Unidos, dejó a la opinión pública sorprendida.

A través de la empresa 31416 S.A.S ubicada en Medellín, que es propiedad de Tomas y Jerónimo Uribe, se firmó un contrato con DCI Group por un valor de 40 mil dólares mensuales, el contrato inició el pasado 20 de agosto y finaliza el próximo 30 de noviembre.

Más de 400 millones de pesos pagaron los hijos de Uribe para limpiar la imagen del expresidente Uribe y para desprestigiar a la Corte Suprema de Justicia.

El periodista Joshua Goodman, director de noticias para región Andina de The Associated Prees afirmó: “El cabildero de Uribe en DC califica su arresto como «arbitrario» e «ilegal» a pesar de que fue ordenado por la Corte Suprema de Colombia. La declaración también enfatiza el Plan Colombia, la estrategia conjunta antinarcóticos que Uribe expandió enormemente, fue respaldada por Clinton. ¿Un guiño a los demócratas?”.

Millonarios recursos movidos en Estados Unidos

Hoy se conoció que el proceso judicial de Álvaro Uribe Vélez pasará a la Fiscalía de Colombia, por tal motivo el expresidente Uribe no será juzgado por la Corte Suprema de Justicia, ahora el contrato será dirigido a limpiar la imagen del expresidente Uribe en Estados Unidos.

DCI Group es reconocida en Estados Unidos por jugar campañas sucias a los políticos que lo contratan, tienen contactos con los políticos poderosos de EE.UU y han anunciado que ya empezó el juego para favorecer al expresidente Uribe.

El vicepresidente Mike Pence ya ha escrito en defensa del exsenador Uribe, se espera que en las próximas semanas la firma estadounidense mueva todas sus fichas para presionar a la justicia colombiana a través de las autoridades estadounidenses.