Colombianos en redes piden que se otorgue personería jurídica a la Colombia Humana

Colombia Humana
La Colombia Humana podría tener personería jurídica.

Luego de que la Corte Constitucional pidiera la personería jurídica para la Colombia Humana liderada por el senador y candidato presidencial Gustavo Petro, los simpatizantes del movimiento hicieron pública su satisfacción en redes sociales.

Y es allí mismo donde un sector de los colombianos hizo tendencia que finalmente la segunda fuerza política del país alcance su reconocimiento.

gustavo Petro
Gustavo Francisco Petro Urrego.

La personería jurídica de la Colombia Humana

La Colombia Humana es un movimiento político liderado por el senador y candidato presidencial Gustavo Petro, y con el que él lanzó su campaña a la Presidencia en los pasados comicios del año 2018.

Gustavo Petro con la Colombia Humana alcanzó la segunda votación más alta en las elecciones y una votación histórica para la oposición en Colombia, motivo por el cual se estuvo esperando la personería jurídica como reconocimiento de la segunda fuerza política del país y a sus millones de votantes.

Sin embargo, la personería les ha sido negada en numerosas ocasiones al considerar que, por tratarse de una coalición, los votos adquiridos por la Colombia Humana no fueron suficientes, sino que fueron compartidos.

Tras las negativas, la Corte Constitucional pidió que se le otorgara la personería jurídica a la Colombia Humana como partido político, y los colombianos en redes han solicitado que el movimiento sea reconocido.

Reacciones

Henry Ibáñez Ortiz: Corte ampare a la Colombia Humana. Solicitamos muy respetuosamente decida a favor la tutela de la personería jurídica, en el 2018 obtuvimos más de 8 millones de votos.

Martha Delgado: Atentos el próximo 9 de septiembre, al parecer se definirá la Personería Jurídica de Colombia Humana, en resistencia hasta alcanzar el objetivo.

Serris: Soy uno de los más de 8 millones de colombianos que votamos por la Colombia Humana y Gustavo Petro en las elecciones presidenciales en 2018. Negarnos la personería jurídica es una clara violación a nuestros derechos políticos.