Andrés Parra: Fracasos y éxitos detrás del actor colombiano

Andrés Para está lleno de fracasos y éxitos en su vida personal y profesional como actor.
Andrés Parra se convence y se centra mas en sus éxito como actor que en los fracasos.

Andrés Parra Medina nació en Cali el 18 de septiembre de 1977. Es un actor de cine, teatro y televisión. Forjado desde el accesible pero no fácil camino de la actuación en teatros.

Su carta de presentación hacía los ojos de productores a nivel internacional se la dan dos series y una película colombiana. Reconocido por su papel de ‘El Anestesia’ en la serie El cartel y su papel protagonista en la serie de Escobar, el patrón del mal y por la película La pasión de Gabriel.

Como a muchos actores y colombianos en general, el camino para llegar al éxito profesional ha estado lleno de obstáculos propios y ajenos. En otras palabras, Andrés ha superado fracasos y éxitos que lo tienen hoy donde está.

Andrés Parra y su adicción con la comida

Su lucha fuera de la televisión era la comida. Andrés aseguró en 2.018 que tenía una seria adicción por comer y que ha aprendido a sobrellevar esta difícil situación. “Yo desayuno y estoy pensando que voy a almorzar, almuerzo y estoy pensando que voy a comer.” Quien llegó hasta el punto de acostarse pensando en que iba a desayunar.

El actor alcanzó a pesar hasta 120kg con tan solo 1,77m de estatura representaba un sobrepeso que parecía imparable. Pero solo hasta su papel en Escobar, fue que su vida dio un giro favorable. Uno de los requisitos del papel era que rebajara hasta 80 – 90kg, lo anterior porque era el peso real de Pablo Escobar. Como sabemos el actor logró cumplir el requisito puesto fue el protagonista de la serie.

Su pareja en ese momento también lo motivó a salir de su adicción a través del ejercicio. Comenzó a practicar en una bicicleta que compró para mejorar su estado de salud. Después de tanto pedal se vieron los frutos reduciendo su peso hasta 50kg menos.

Andrés se convence que actuar puede llevarlo a mas éxitos que a fracasos

Hubo 3 momentos que marcaron la vida de Andrés Parra que influyeron en su decisión de continuar su carrera artística. El más trascendental fue cuando su padre lo encaró por la forma en que comenzó a ver la actuación. El actor se debatía entre la idea de hacer un “voto de pobreza” o buscar una profesión con más estabilidad económica. Llegó a pensar en incursionar en la carrera de piloto de aviación. Pero su padre le dijo una frase que sería la catapulta para que Andrés se afirmara en su pasión tan marcada desde niño. “Usted a lo que le tiene miedo no es a ser actor, usted a lo que le tiene miedo es a la pobreza”. Añadiendo: “y ese no es el hijo que yo crie.”

Fue payaso en un restaurante, lavó carros y mayordomo de unos judíos en USA, fue caja de leche en un supermercado, papa Noel, entre otros.

Andrés asegura que lo único que le faltó fue “robar y matar”, como lo dijo en entrevista para Caribbean TV RD.

La primera oportunidad se le presentó a través de Humberto Rivera en su primer casting para actuar en televisión. La novela “Por Amor A Gloria” fue su primer éxito en la pantalla chica actuando en un papel no menor. Sin embargo, las cosas no fueron fáciles al principio. Una vez terminó la novela Andrés P. se quedó sin otros papeles de relevancia en al menos 2 años.

Hoy en día el actor también se enfrenta a otros “problemas” derivados por sus buenas actuaciones en las series nacionales. El ser muy reconocido por novelas le quita en cierto modo “seriedad” a las películas por protagonizar. Lo cual es una barrera que no solo él debe enfrentar, sino también otros actores famosos.

Sin embargo, el presente y futuro de Andrés Parra como actor es prometedor. Llegando a protagonizar dos series en las empresas Streaming más populares a nivel mundial. Por un lado, su papel protagónico en la serie El Presidente de Amazon Prime, que ha dado de qué hablar por el caso FIFAGATE. Por otra parte, es el protagonista de la serie “El Robo Del Siglo”, serie original de Netflix.          

Es así como la vida de Andrés está llena de fracasos y éxitos pero que lo han formado como persona y actor. Dejando en buen nombre a los colegas nacionales.