Primeras evidencias: sí puede existir inmunidad para el COVID-19

Monos experimentan
¿Será el fin del COVID-19?

Evidencias científicas son las que le dan luz de esperanza al mundo, la revista estadounidense Science ha demostrado que monos macacos infectados con el coronavirus fueron capaces de desarrollar anticuerpos para protegerse de una nueva infección.

«Nuestros hallazgos aumentan el optimismo de que será posible desarrollar vacunas contra el COVID-19»

-Comunicado, Dan H. Barouch, investigador de los estudios en Boston.

Evidencias

Los dos estudios se realizaron con monos macacos, en 35 días.

El primero demostró que la inmunidad natural puede proteger contra la re-infección en estos animales.

Fueron nueve monos adultos, los investigadores monitorearon la carga viral a medida que los animales se recuperaban y los nueve superaron la enfermedad desarrollando anticuerpos de protección.

En la segunda evidencia, se vacunaron 35 monos rhesus con diferentes formas de la vacuna de pico de SARS, es decir, se muestra que con protección mediada por vacunas, se pueden neutralizar los anticuerpos.

Estas evidencias, indican que el trabajo de llegar a la vacuna está teniendo respuestas, y positivas para el mundo, se espera que sea efectiva para humanos.

“La pandemia de COVID-19 ha hecho que el desarrollo de una vacuna sea una prioridad biomédica de primer orden, aunque en la actualidad se sabe muy poco sobre la inmunidad protectora contra el virus”

-Dan H. Barouch, director del Centro de Virología e Investigación de Vacunas del BIDMC y autor principal.

Vacuna

La farmacéutica AstraZeneca anunció acuerdos para fabricar 400 millones de dosis de una vacuna anti-coronavirus junto a la agencia estadounidense a cargo de vacunas, con las cuales experimentan.

Asimismo, la OMS ha puesto en alerta a los ciudadanos con los dos nuevos síntomas del virus:

  • Dificultad para hablar y moverse.

«Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas de las personas infectadas solo presentan síntomas levísimos»

OMS.

No está de más recordar los síntomas, con los que muchos empezaron y a algunos, les costó la vida:

  1. Tos
  2. Dolor de garganta
  3. Fiebre
  4. Dolor de cabeza
  5. Escalofríos y malestar general
  6. Secreción y goteo nasal
  7. Dificultad para respirar