Turismo descontrolado daña las salinas de Galerazamba

0
Turismo descontrolado daña las salinas de Galerazamba
Ya no hay mar rosado, el agua ahora es negra, y se insiste en que el ingreso a las charcas terminara afectando la calidad y pureza del mineral

Seguramente la historia por la que ahora mismo está pasando el mar rosado del corregimiento de Galerazamba, municipio de Santa Catalina (Departamento de Bolívar) parece extraída de un cuento.

Siempre soñaste con un tener un mar rosado, el cual se volvió realidad cuando nuevamente habilitaron para los turistas este espectacular destino en Galerazamba.

Le interesa: Colombianos mencionados en WikiLeaks

Las Salinas de Galerazamba

Sin duda alguna este mar rosado es uno de los destinos turísticos de Galerazamba, entre febrero y marzo, llega a suceder uno de los acontecimientos que logra atraer a los turistas. Las salinas se ponen rojas cuando la sal está a punto de explotar.

En lo últimos años se lanzó la campaña Galerazamba Rincón Mágico. La idea era lograr recuperar el esplendor del corregimiento y así convertirlo en un destino por excelencia del departamento de Bolívar. Pero con lo ellos no contaba era que los turistas sin control harían de este un mar de fango.

Mar rosado que ahora es fango

Sin control muchos de los turistas han seguido entrando a las charcas de sal del municipio, logrando dañar el proceso de producción de este mineral.

Es así, como el “mar rosado” el cual atrae a una gran multitud de visitantes, es hoy un mar de fango, por el removimiento del agua que debe permanecer en reposo.

En el lugar se puede apreciar que se siguen pisoteando y contaminando las charcas, las orillas fueron convertidas en un mercado lleno de cambuches.

El lamentable escenario era muy diferente a los compromisos que el Gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, asumió el Martes Santo, en Cartagena, con la presidenta de la Agencia Nacional de Minería, Silvana Habib.

Las denuncias sobre un turismo irresponsable y sin control siguen. Y dicen que ahora las salinas son un mar de fango.

Alejandra Gonzales, dice que como en la orilla el mar ya no está rojo, los turistas están entrando más al fondo y «ya no huele a sal, ahora huele a agua empozada.”

Ya ni siquiera hay mar rosado, el agua ahora es negra, y el ingreso a las charcas afectará la calidad y pureza del mineral.

Le gustaría: Colombia reemplaza plásticos por polímeros naturales 

Recientemente las autoridades del departamento aseguraron que controlarían la situación. Pero con la llegada de Semana Santa las visitas aumentaron y el daño se hizo más visible.

La Agencia Nacional de Minería espera una producción de 20.000 toneladas de sal en Galerazamba y de este nuevo ensayo depende el futuro de esta actividad y se espera que esta no sea afectada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here