The Economist asegura que Duque debe regular su relación con Uribe

0
The Economist asegura que Duque debe regular su relación con Uribe
Duque debe salir de la sombra de su padrino Álvaro Uribe.

La revista inglesa «The Economist» realizó una publicación analizando los 10 primeros meses de gobierno del presidente Duque y su relación con Álvaro Uribe Vélez.

The Economist plantea que el presidente está a tiempo de enfrentar todos los desafíos que se presentan pero debe cambiar algunas cosas, entre esas, a su mentor Álvaro Uribe.

Duque debe empezar a manejar la presidencia con carácter y políticas propias que sustenten el progreso de este país, sin embargo, ha tenido que luchar contra la guerra entre el Estado y la guerrilla, y por otro lado con más de 1.3 millones de venezolanos, asegura The economist.

Le interesa: Muerte política para Uribe en el Consejo de Estado

¿Un juego de niños?

En la edición impresa, el diario inglés sacó un articulo titulado “Nuevo hombre, viejos problemas” y su página web lo tituló “¿Será que el presidente colombiano Iván Duque podrá encontrar su camino?”

El diario comienza con un análisis de los problemas que heredó Duque (ya mencionados) y manifiesta que gobernar en Colombia no es un juego de niños.

«Uribe, un expresidente amargado»

Dentro del artículo, se menciona que Duque fue elegido por un partido conservador y más que todo por Uribe, tildándolo como un «ex presidente amargado».

El diario describe que este hace parte de la bancada derecha a nivel Suramericano, pero no es presidente como Jair Bolsonaro.

Le gustaría: El desgarrador dolor del hijo de María del Pilar Hurtado asesinada por las Águilas Negras

¿Qué debe hacer Duque?

Alejarse de la sombra de su mentor Uribe, insiste el diario inglés, limitando las reuniones con el senador y de esta manera crear su propia base política en el centro.

También debe desarrollar asuntos que cooperen con la seguridad y el progreso rural, con un mayor uso de inteligencia civil.

Posteriormente, The Economist concluye que el reloj está corriendo y Duque tiene tiempo de convertirse en un buen presidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here