Le dan duro a Mábel Lara por caer en la trampa de Luis Carlos Vélez

Mábel Lara Luis Carlos Vélez
Mábel Lara / Luis Carlos Vélez.

La polémica por el último video publicado por el periodista de Noticias RCN Luis Carlos Vélez indicando que le están haciendo matoneo virtual por unas declaraciones bastante parcializadas a favor del presidente Donald Trump, ahora tiene en el centro de las críticas a la periodista Mábel Lara.

Para Mábel Lara en un acto decente, le envió un mensaje de ‘solidaridad’ al periodista Luis Carlos Vélez, tras el mensaje, las críticas contra Mábel se hicieron sentir en las redes sociales.

Reacciones

Algunos indicaron que Mábel Lara siempre defiende a los victimarios cuando muchas personas levantan la voz contra estos personajes, ya que en diferentes ocasiones lo ha hecho.

Físico Impuro: Que Vicky Dávila se solidarice con Luis Carlos Vélez es normal, por algo son de la misma calaña, ¿pero qué Mabel Lara caiga en ese jueguito de “solidarizarse” con alguien que solo quiere hacerse la víctima como cortina de humo? ¡Que decepción! Se cae otro ídolo de barro.

Arteaga: ¿Ustedes creían que no había negros fachos? Pues los hay. Mabel Lara es una prueba palpable de eso. Hace ratos me di cuenta. (Y ojo: decir «negro» no es ser racista, es simplemente el color de piel, como decir blanco, trigueño, rojo, etc).

Beto Coral: Mabel, el señor está diciendo que a los que hacen “memes” deben ser perseguidos, identificados y castigados. ¿Cómo se puede estar de acuerdo con eso?

Angélica Castell: La «solidaridad» de Mabel Lara por Luis C. Velez es fastidiosa, pues está motivada porque pertenecen al mismo gremio, tan fastidiosa como cuando se solidarizan con [email protected] solamente por el género sin tener absolutamente ningún otro argumento razonable. Buenos días.

Juan Carlos Urango: Cuando muchos periodistas, como Lam-Vélez y Victoria Eugenia, linchan públicamente, invaden la privacidad, desinforman y manipulan, es libertad de expresión. Cuando los convierten en memes de los medios es matoneo. Entiendo, Mábel, que entre bomberos no se pisan las mangueras.