Hijo de Álvaro Uribe era novio de Alejandra Azcárate, la hoy esposa de un posible narcotraficante

La polémica vida amorosa de Alejandra Azcárate.

Alejandra Azcárate Tomás Uribe
Alejandra Azcárate / Tomás Uribe.

Tras conocerse la noticia sobre la responsabilidad del esposo de la comediante Alejandra Azcárate en el caso de la avioneta con cocaína encontrada en Providencia, muchos han desentrañado los secretos ya olvidados de su vida sentimental.

Uno de los más escandalosos fue su romance con el mayor de los hijos de Álvaro Uribe Vélez, Tomás, con quien apareció en una portada de la Revista Cromos dándose un apasionado beso. Luego de dos relaciones fallidas, Azcárate se casó con Miguel Jaramillo, un posible narcotraficante.

La polémica

La actriz y comediante Alejandra Azcárate se encuentra hoy en el ojo del huracán, pero lejos de tratarse de alguna de sus controversiales declaraciones, se trata de su vida sentimental.

El día de ayer se conoció la noticia de una avioneta que habría aterrizado en la isla de Providencia con más de 400 kilos de cocaína.

La avioneta pertenecía a la empresa Interandes Helicopters S.A.S., cuyo capital de la sociedad se encuentra distribuido en partes iguales entre Miguel Jaramillo Arango y Fernando Alfonso Escovar Lagebeck, quienes serían los propietarios de la aeronave.

Sin embargo, se reveló que Miguel Jaramillo Arango, posiblemente involucrado en el negocio del narcotráfico, es el esposo de Alejandra Azcárate.

El romance con Tomás Uribe

Tras esto, muchos recordaron el tórrido romance de la actriz en el año 2002, cuando apenas tenía 24 años, con Tomás Uribe, el hijo del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

En ese tiempo, la comediante hizo una entrevista para la revista SoHo en que confesó que adoraba a Tomás, y asegurando que “un niño al año no hace daño”.

Estando en su relación con el mayor de los Uribe, Azcárate se desempeñaba como presentadora de la sección de entretenimiento del noticiero CityTv, e incluso comenzó a tener inconvenientes a nivel profesional y laboral.

Luego de la portada de Cromos en que aparecía dándose un apasionado beso con Tomás, y cuya foto aseveró que fue publicada sin su consentimiento, la actriz también tuvo que recordar su trayectoria académica a quienes sugerían que los amoríos con el hijo del entonces presidente, eran el verdadero motivo de sus triunfos profesionales.

En otras palabras, negaban los méritos de la comediante.

Hoy, la actriz está casada con alguien que podría estar vinculado con el negocio del narcotráfico y que la puso nuevamente en el centro de la polémica pese a sus intentos de mantener privada su vida amorosa.