Alejandra Azcárate: mi carrera la he construido con tesón

Alejandra Azcárate Foto Instagram
Alejandra Azcárate / Foto: Instagram.

El 25 de abril, Alejandra Azcárate les respondió a sus seguidores que le preguntaban por su esposo, ¿Por qué Alejandra no aparece con su esposo en sus historias y fotografías en redes sociales?

Ella respondió y casi un mes después de sus palabras, sus argumentos se fueron a la caneca. Al parecer Alejandra sabía de ante mano los negocios sucios de su esposo y quizás hicieron un pacto de no visualización.

¿Qué dijo Alejandra?

«Elegí al que me ayudó a cruzar la calle porque tenía la misma ruta, sin impedirme que en más de una esquina avanzara en contravía. No tengo nada más que decirles sobre mi pareja. De mí no esperen que comparta nuestros momentos juntos, así que por favor eviten hacer esas solicitudes frecuentes ya que sus peticiones no serán concedidas. Entiendo la naturaleza de su curiosidad así que la recibo como un amoroso gesto de interés, pero no por eso voy a infringir el hermetismo que he establecido a conciencia.

Mi matrimonio es una relación de dos, no necesita reafirmación ni exposición para asentar su validez. No quiero, no me interesa y no me hace falta que uds participen, opinen, comenten o emitan algún tipo de concepto sobre mi espacio afectivo ni mucho menos sobre quien lo habita. Me llena saber que me siguen por lo que pienso, por lo que consideran que puedo aportarles desde mi trabajo y por lo que uds sientan que represento a nivel humano.

No por unas fotos con esposo a bordo posadas, historias premeditadas, videos planeados, ni coreografías carentes de espontaneidad. Soy artista, creo en el poder de la expresión y en la disposición de servicio a través de las más bellas formas tocando siempre las fibras de la sensibilidad.

Mi carrera la he construido con tesón así que no estoy en búsqueda de seguidores, no me seduce la fama express de estas redes, ni me incentiva un número porque siempre he sido de letras. No pretendo ser la protagonista de un reportaje que llene las expectativas ajenas porque no promuevo la idealización de una relación perfecta. Cuando vean tanta dicha, piensen en el detrás de cámaras de esas parejas.

Imagínense lo que han dejado de compartir por encapsularse en un teléfono, calculen cuántos instantes han desperdiciado por exhibir los que uds anhelan ver y evalúen el precio que han decidido pagar con tal de seguir siendo las de mostrar.

A lo mejor saquen conclusiones más realistas y menos fantasiosas. Cuando uno es feliz no tiene que demostrarlo porque se irradia, la verdad es magnética. No tengo tiempo que perder en una vida para exponer, estoy ocupada gozando la mía con quien amo. Gracias a ustedes por estar y sobre todo por respetar».