Sí será posible auditar el software de escrutinio de las próximas elecciones

Elecciones Colombia
Elecciones en Colombia.

Dados los reclamos de los partidos de oposición por faltas de suficientes garantías para unas elecciones transparentes, el Registrador Nacional anunció la existencia de un nuevo software de escrutinio que podrá ser auditado por todos los actores políticos que participen del proceso electoral del 2022.

“Lo último / Los partidos políticos podrán auditar el software de escrutinio de las elecciones 2022. Así lo confirmó el registrador Alexander Vega en una transmisión de Facebook del senador Gustavo Bolívar”, se lee en una publicación de la Registraduría.

Censo cuestionable de la registraduría
Censo cuestionable de la registraduría.

El Registrador indicó que el nuevo software estará bajo la tutela del Consejo Nacional Electoral – CNE, dando cumplimiento a la orden del Consejo de Estado, dada hace tres años, de adquirir un software propio.

En sus declaraciones afirmó que también estarán incluidos los observadores internacionales en la auditoria al software de escrutinio.

El Registrador Vega Rocha espera que esta medida sea suficiente para acallar las denuncias de un posible fraude electoral para las elecciones de congreso en marzo y presidente de la República en mayo del 2022.

Ya que, según él, esta herramienta ofrece garantías para que todos los participantes puedan auditar la información consolidada por la Registraduría.

El senador Gustavo Bolívar compartió la noticia publicando el video en sus redes.

Sin embargo, los usuarios de las redes sociales siguen manifestando su escepticismo ante el proceso de conteo de votos, ya que son incrédulos ante la imparcialidad del Registrador.

Además, piden a los candidatos de oposición no confiarse de tal herramienta que sólo audita lo consolidado; recordando que el problema no es lo consolidado, sino el conteo en las mesas, por lo que instan a poner sus propios jurados electorales.

El ambiente político en el país se encuentra agitado y existe mucha zozobra en la ciudadanía; muchas expectativas, sobre todo en la población joven de Colombia de un verdadero cambio en las prácticas políticas.