La estrategia de Uribe sería la misma de Alberto Fujimori

La estrategia de Uribe sería la misma de Fujimori
"Uribe se me parece a Fujimori": Gonzalo Guillén

Debido a los recientes sucesos en materia de justicia en los que se ha visto envuelto el expresidente Álvaro Uribe Vélez, muchos son quienes señalan su actuar como una estrategia similar a la del también expresidente peruano, Alberto Fujimori.

Pero, ¿en qué se parecen?

Alberto Fujimori

Nacido en el vecino país de Perú, hijo de inmigrantes japoneses, Naoichi Fujimori y Mutsue Inomoto, Ingeniero Agrónomo y Político.

Elegido democráticamente el 28 de julio de 1990 como presidente de la República del Perú, origen del movimiento político «fujimorismo».

Gobierno autoritario

Pese a haber triunfado en las elecciones presidenciales de 1990, logró poco avance en el Congreso y pocas curules, generando tensión entre los Poderes del Estado defendidos por la Constitución de 1979.

Convocó a la creación de un Congreso Constituyente Democrático y un referendo para la aprobación de una nueva Constitución en 1993.

Dicha Constitución dotó de mayor poder al Presidente, reduciendo a su vez el poder del Congreso y de los organismos de control.

Su gobierno fue considerado como autoritario y tirano, envuelto en numerosos escándalos de corrupción protagonizados por funcionarios de su gabinete.

No solo abolió la Constitución Política de Perú de 1979, sino que también promovió la ley de interpretación auténtica para propiciar su segunda reelección y su tercer período de mandato.

Política anti-terrorista, grupos paramilitares y violación de Derechos Humanos

Su campaña contra los grupos revolucionarios Sendero Luminoso y MRTA (Movimiento Revolucionario Guevarista) fue intensa, y marcada por severas violaciones a los Derechos Humanos.

Dentro de las acciones tomadas para acabar con el terrorismo, encontramos la masacre de Barrios Altos en 1991, donde 15 personas resultaron asesinadas; y la masacre de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle en 1992 que dejó nueve víctimas fatales.

Dichas masacres fueron ejecutadas por el Grupo Colina, un grupo paramilitar organizado que tenía como misión atacar a los miembros y cabecillas de la insurgencia en Perú.

Amnistía: más poder e impunidad

Además de esto, durante su segundo período de gobierno, Fujimori instauró la Ley de Amnistía que invalidaba los juicios en curso y las investigaciones futuras sobre cualquier violación de derechos humanos por parte de funcionarios del Estado y miembros de los grupos paramilitares. Por esta razón, muchos de ellos fueron liberados.

Apoyo del pueblo

A pesar de ser capturado por una larga lista de cargos, una encuesta realizada en 2012 mostró que el expresidente aún contaba con el apoyo del 59% de la población de las zonas urbanas peruanas.

«Todo se trata de venganza política»

Fujimori afirmó en reiteradas ocasiones que su gobierno se entregó firmemente a la lucha contra la insurgencia y el terrorismo y que todos los procesos en su contra obedecían a una venganza política sin bases ni pruebas objetivas.

¿Es la misma estrategia del uribismo?

Intensa campaña anti-guerrilla

Álvaro Uribe, elegido presidente de Colombia en el año 2002, comienza a ser reconocido por su intensa política antiterrorista y su campaña contra grupos al margen de la ley como el ELN y las FARC.

Intento de segunda reelección

Tras ser reelegido en 2004, intentó, en 2010, convocar a un referendo para ser reelegido por segunda vez.

Dicha convocatoria fue impedida por un fallo de la Corte Constitucional Colombiana y rechazada por muchos como un intento de perpetuarse en el poder.

¿Nexos con paramilitares?

Estuvo presuntamente vinculado a la creación de grupos paramilitares que hicieran frente a los grupos revolucionarios.

Además, investigado por corrupción y falsos positivos en su desmedida guerra con los grupos insurgentes, interceptaciones ilegales, soborno procesal, entre otros.

Masacres y violación de derechos humanos

Investigado por ser partícipe y presunto autor intelectual de las masacres en los municipios antioqueños de El Aro, La Granja y San Roque; los que constituyen delitos de lesa humanidad y una clara y severa violación de los Derechos Humanos.

«Se trata de una persecución política»

Luego de que la Corte Suprema de Justicia dictara, en su contra, medida de aseguramiento,  y fuese llamado a indagatoria sobre la masacre de El Aro, el expresidente Uribe reitera su inocencia y califica las investigaciones como claros actos de persecución política y calumnia.

Apoyo del pueblo y centralización del poder

Una parte de la población colombiana aún defiende su inocencia; y la bancada de su Partido Centro Democrático, ha propuesto públicamente una Asamblea Nacional Constituyente que permita la reforma de la justicia y la unificación de las Altas Cortes en un solo poder absoluto.

En palabras de Guillén

Durante la entrevista para la Revista Semana el pasado 13 de agosto, Gonzalo Guillén, quien ha sido un importante crítico del expresidente Uribe, mencionó que Uribe es el «segundo capítulo de Fujimori en Colombia»

“Ya está tratando a la corte como que fuera de las FARC, es el único argumento que tiene, me hace recordar mucho a Fujimori. Ya totalmente despedazado seguía ofreciéndole a Perú luchar contra el terrorismo que ya se había acabado”

Señaló