Pescador, mejor vete a la Bahía | Opinión

0
pescadores del rió cauca
Hidroituango y el problema con los pescadores.

Autor: Mateo Mora

No es sorpresa lo que está sucediendo con el río Cauca por la mega obra de Hidroituango en el departamento antioqueño. A pesar de ello, los habitantes de los pueblos cercanos como Puerto Valdivia, Puerto Berrio, Ituango, Tazara, entre otros; no son los únicos afectados.

Le interesa: La muerte de Legarda: el reflejo de una sociedad violenta

Los medios de comunicación muestran la cruda realidad de lo que se vivió en esta semana: niños jugando en el interior del río seco entre arena y matorrales, pescadores capturando peces en pro de su conservación para que no se mueran, las miradas de las madres ante la gran vertiente con la nostalgia del recuerdo del pasado.

La respuesta es la misma: el ser humano es el destructor más grande del planeta.

Destructor y ladrón, porque, si nos ponemos a mirar desde una perspectiva más amplia: todos los millones a favor de la obra de ingeniería son un frade y, ahora, la naturaleza, en su furor, revela las consecuencias de lo que hacemos los hombres.

El río Cauca es uno de los más importantes del país, brotando de la desembocadura del río Magdalena; esto significa que no solo afecta a los habitantes de los departamentos de Antioquía o Cuaca sino a nivel nacional.

El río Magdalena es uno de los más importantes, recorriendo todo el país de norte – sur, conectando el Mar Caribe; en ese sentido, el agua, único medio de subsistencia, es aniquilado por las manos humanas como cuando se aplasta una mosca.

Por tanto, las palabras de Aristóteles son ciertas: la mimesis ante la Naturaleza es importante. Somos seres que imitan, los niños son un ejemplo de ello: las risas, las palabras y los juegos explican mucho de lo que son sus padres.

Cuando la naturaleza es destruida, ese acto de imitación decae. El río Cauca es un ejemplo de ello: destruimos la naturaleza y el acto estético del arte se sustituye por la desdicha.

Le gustaría: Los científicos más importantes de Colombia

La desdicha de muchos de los pecadores de los pueblos que no tienen un medio para vivir; ahora, la tristeza y la angustia se ve en sus ojos.

El hombre, al creerse Dios, quiere manejar la Naturaleza a su antojo sin importar las consecuencias. Lo más reciente de este suceso es que el río Cauca volverá a tener agua en su vertiente; esto, a pesar de que es bueno, propone grandes preguntas:

¿La flora y fauna que antes había será la misma después de un tiempo? ¿Las especies de animales que había en su interior sobrevivirán? Y, ¿los pecadores, niños y habitantes podrán utilizar el agua ante las consecuencias del proyecto?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here