Países que han legalizado las drogas: los «pro» y los «contra»

Países que han legalizado las drogas: los
Algunos países han hallado el camino para la legalización de las drogas, mayormente, la marihuana.

El debate mundial acerca de la legalización de las drogas parece interminable. La marihuana, considerada la droga «blanda», ha sido la más discutida. A continuación detallamos los países que ya dieron el paso, junto con los «pro» y los «contra» de su legalización.

Las drogas en el mundo

Las drogas en el mundo se han convertido en una problemática legal, social, económica y de salud pública.

Las consecuencias que sus variantes generan en el cuerpo humano debido a su toxicidad, desequilibrios psicomotores, adicción; la función histórica que han cumplido para financiar grupos al margen de la ley y la clandestinidad de su mercado, lo convierte en un problema altamente complejo.

Históricamente, la marihuana es la droga que ha estado en mayor debate para su legalización. Es llamada la droga «blanda» al considerarse una droga natural, menos peligrosa que las sintéticas y por ser más aceptada socialmente.

Sin embargo, muchos expertos no avalan dicha clasificación.

Posición de los países frente a la legalización de la marihuana

Una pequeña parte de países del mundo han propendido por legislaciones que admitan la utilización de la marihuana para fines medicinales y/o recreativos.

Dentro de esos países encontramos:

  • Uruguay. Primer país del mundo en legalizar la marihuana para fines medicinales y recreativos. Además permite el cultivo, la comercialización y producción controladas por el Estado
  • Ecuador. Legal para fines medicinales desde 2019.
  • Colombia. Legal para fines medicinales desde 2016
  • Argentina. Legal para fines medicinales
  • Chile. Legal para fines medicinales
  • México. Legal para fines medicinales. En 2015 aceptó el cultivo de marihuana y su uso recreativo a 4 personas.
  • Perú. Legal para fines medicinales
  • Paraguay. Legal para fines medicinales
  • Puerto Rico. Legal para fines medicinales
  • Estados Unidos. Legal para fines medicinales en 30 Estados y legal para fines recreativos en 11 Estados y el Distrito de Columbia.
  • Irlanda. Legal para fines medicinales desde 2016
  • Australia. Legal para fines medicinales desde 2016. Empresas pueden adquirir licencias para cultivar y fabricar productos de marihuana con fines medicinales e investigativos.
  • Luxemburgo. Legal para fines medicinales. Anunció legalización de consumo con fines recreativos a partir del año 2023
  • Jamaica. Legal para fines medicinales desde 2016. Consumo personal despenalizado
  • Alemania. Legal para fines medicinales desde 2016
  • Sri Lanka. Legal para fines medicinales desde 2018
  • Tailandia. Legal para fines medicinales desde 2018
  • Reino Unido. Legal para fines medicinales desde 2018
  • Suiza. Permite el uso de 10 gramos de marihuana por persona
  • Bélgica. Permite consumo de marihuana y el cultivo de una planta por persona. Sanciona uso público.
  • Países Bajos. Permite la venta de marihuana en Coffe Shops. Venta máxima de 5 gramos a mayores de edad.
  • Canadá. Uso completamente legal.
  • Bolivia. Ilegal
  • Cuba. Ilegal
  • Guatemala. Ilegal
  • Honduras. Ilegal
  • Nicaragua. Ilegal
  • El Salvador. Ilegal
  • República Dominicana. Ilegal
  • Venezuela. Ilegal
  • España. Consumo legalizado hasta de 100 gramos. Sanciona su uso público.

En Brasil aún se discute la legalización, en Panamá se presentó un proyecto de ley para su uso medicinal regulado, en Costa Rica, aunque se prohíbe su uso, no se considera el consumo un crimen sino un problema de salud pública.

Georgia y Sudáfrica despenalizaron su uso individual, Portugal despenalizó desde 2001 el uso de todas las drogas, pero sigue sancionando el consumo público.

Sin embargo, la discusión sobre las consecuencias de la legalización de las drogas, principalmente de la marihuana, sigue sin terminar.

Las ventajas y desventajas hacen que la balanza sea cada vez más difícil de equilibrar.

A continuación se registra una lista de algunos «pro» y «contra» que traería consigo su legalización.

Los «Pro»

  • Mayor posibilidad de estudiar y atender a los adictos: Se puede investigar el fenómeno adictivo y monitorear la salud de los consumidores. Mayor fuente de información sobre el impacto real de la droga.
  • Enfoque preventivo: Un enfoque informativo y preventivo predominando sobre uno coactivo y restrictivo, sería mejor recibido por la población, sin sentir limitadas sus libertades personales.
  • Reducir corrupción y financiación de grupos al margen de la ley: La mayoría de los grupos criminales se financian gracias a la producción, venta y tráfico de drogas. Al regularse, dichos grupos perderían su mercado y ganancias clandestinas.
  • Regulación del comercio: Puede vigilarse y controlarse la calidad del producto.
  • Aprovechamiento máximo de su uso medicinal: Existen alrededor de 60 fitocannabinoides cuyos efectos pueden ser antiinflamatorios, analgésicos, antipsicóticos, antiisquémicos, ansiolíticos y antiepilépticos.
  • Disminución de las tasas de narcotráfico y los crímenes reportados por su causa.
  • Disminución de recursos destinados a la lucha contra el narcotráfico y posibilidad de su reinversión en otras necesidades de la ciudadanía.
  • Su legalización respondería al principio del «mal menor»: Se despenaliza su uso para disminuir un mal mayor de violencia, crimen y muerte.

Los «Contra»

  • No hay garantías de la desaparición de las mafias y el narcotráfico: Los grupos criminales podrían diversificar y ampliar su mercado a otros sectores. La legalización de cada droga, individualmente, traería sus propios retos e implicaría un control complejamente amplio.
  • Invitación al consumo: Se facilitaría el acceso de los consumidores a las drogas, incrementándose el consumo y la posibilidad de adicción.
  • La droga «blanda»: En el caso de la marihuana, su legalización enviaría un mensaje de menor riesgo percibido a toda la población ante el consumo. Mayores cifras de consumo, efectos a largo plazo.
  • Mayor acceso, mayor uso, mayor riesgo: Según Hernández et al, 2013, su uso constante produce efectos negativos en el sistema nervioso central generando alteración de la memoria a corto plazo, atención, juicio, planeación, toma de decisiones, abstracción, resolución de problemas; además de alteraciones psicomotoras y cardiovasculares.
  • Mayores riesgos en mujeres lactantes y conductores automovilísticos.
  • La legalización de una de las drogas, o de todas, podría ser la puerta de entrada  al consumo y producción de nuevas sustancias con un riesgo mayor.

1 Comentario

  1. Hay que legalizarla para que los periodistas se traven mas y esperemos dejen el odio. Ademas puede ser que trabados den noticias ciertas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here