El populismo religioso que une a Iván Duque y a Nicolás Maduro | Opinión

Iván Duque y Nicolás Maduro orando
Iván Duque y Nicolás Maduro utilizan la religión para ganarse a los incautos.

El 10 de julio, mismo día que el presidente Duque encomendó en nuestro nombre el país a su religión a través de un tuit ilegal como hace habitualmente, el presidente dictador de Turquía Recep Erdogan sorprendió al mundo civilizado con un reto similar, propio del siglo XVI.

Escrito por: VICTOR DAVID AUCENON LIBERATO

Con el decreto que ordeno convertir el antiguo templo ortodoxo-cristiano de Santa Sofia (museo declarado patrimonio arquitectónico de la humanidad, principal sitio turístico del país y símbolo mundial de la tolerancia del estado laico), en una mezquita islámica, la decisión se da en un contexto en el que Turquía atraviesa una crisis y la popularidad del dictador se ve disminuida.

Como en Colombia,  por sus malas  decisiones y escándalos , por lo que requiere reunificar a bases más conservadoras en torno a un discurso de superioridad divina, porque en lo terrenal no pudo, acto que todo el mundo civilizado rechazo tajantemente, aunque la decisión fue sorpresiva para el mundo, todo empezó con una oración del Corán  donde Erdogan en 2018,  afuera del templo usando medios oficiales, pidió a Allah ,con la esperanza de poder rezar algún día dentro del ex templo cristiano, atizando una guerra religiosa anterior, que solo se ha evitado por  el estado laico neutral.

No era raro que autoritarios ávidos de popularidad en siglos pasados usaran el poder las iglesias para obtener favor del pueblo, beneplácito perdido por las pésimas decisiones de estos en otras áreas, el apoyo de la iglesia mayoritaria ayudaría en dos formas:

1- Como cortina de humo para olvidar el hambre y demás problemas, y 2-para volver sagrado su discurso, para que no pueda ser atacado terrenalmente por contradictores y estigmatizarlos por no creer en lo mismo o no ser ellos los preferidos de un dios, lo raro es que la práctica se mantenga, aunque las leyes ahora lo prohíban.

En el mundo civilizado esta estrategia ruin de usar a un dios con fines electorales desde el estado fue cercenada con el advenimiento del neo constitucionalismo, que convertiría a los estados democráticos en laicos (sin importar que religión fuera mayoría, deben ser neutros, que no es lo mismo que ateos) respetuosos de todas las religiones, sin preferencia alguna de ningún tipo.

Turquía desde 1934 se convirtió en laico, Colombia desde 1991 (la civilización nos llega tarde), hoy más que nunca, los enemigos solapados de nuestra constitución pluralista y respetuosa, mostraron sus verdaderas intenciones, y piden furibundamente constituyente ya (acabar la civilización en Colombia) por un salto al pasado y al vacío probablemente con presidente eterno, religión oficial y justicia  arrodillada  del poder.

Por lo menos varios obispos se han manifestado en favor el presidente, recordándonos la época de la guerra conservadores vs liberales con tintes religiosos.

Iván Duque se presentó en campaña como el más moderado de un grupo de extremistas ciegamente fieles a un caudillo, muchos sabíamos que era imposible que un moderado se permitiera tener quien le “dictara” como gobernar, lastimosamente el tiempo nos dio la razón, del candidato moderado bonachón y estadista, que se vendía como el más joven de ideas, ya no queda nada.

Se despachó contra la separación de poderes (atacando el sistema judicial), se muestra indolente ante las masacres de niños y jóvenes (Caquetá, Cali , Samaniego, Cauca), vulnera la laicidad del estado, un derecho fundamental de todos los colombianos según fallo judicial, y se declara en desacato al no cumplir ese fallo, parece más un gobierno de Alejandro Ordoñez o de Nicolás Maduro, quienes también le  rezan desde el estado habitualmente a sus cultos particulares cuando nos representan a todos sin importarles la ley:

El presidente desde que empezó su mandato ha usado la religión católica (religión mayoritaria en Colombia) en actos oficiales  del estado, actuando como representante de todos, lo que es prohibido estrictamente por la constitución que el juro defender y cumplir, además  rezando en casi todas las alocuciones televisadas o en radio, también en mensajes de redes sociales del Estado,  después de que la justicia le ordenara borrar un  mensaje religioso, y no volver a hacer más mensajes similares, de inmediato y en claro  desafío al estado de derecho, no solo no borro el tuit, sino que subió un video en la cuenta oficial de la Presidencia de la República en YouTube, con equipos de la presidencia pagados por todos (cristianos, ateos, judíos) convocando medios de comunicación masivos, en una misa en la catedral primada de Colombia (misas que estaban prohibidas por la alcaldía y la misma presidencia), rezando el en nombre de todo Colombia, desde una atril religioso, una oración a su culto particular, recordemos que la guerra religiosa que se busca imponer en Turquía comenzó  así, con una oración del representante del Estado en un canal oficial, buscando subir en las encuestas, vulnerando el estado laico, del dictador Erdogan a Duque no hay más diferencia que la edad, pues ambos son fanáticos del culto al poder a toda costa, sin respetar la ley.