Samuel David Arredondo se encadenó como protesta contra la Universidad Metropolitana

Samuel David Arredondo
La protesta de Samuel David Arredondo.

El estudiante de odontología, Samuel David Arredondo, quien cursa su carrera en la Universidad Metropolitana de Barranquilla, se encadenó al hospital universitario donde realiza sus prácticas, a modo de protesta contra las directivas de la Universidad.

“Arbitrariamente, vuelven y me expulsan el día de ayer de la universidad faltando dos semanas para terminar mis prácticas académicas y obtener mi título profesional”, denunció el estudiante en un video que fue publicado en redes sociales.

Samuel David Arredondo
Samuel David Arredondo.

El caso de Samuel David Arredondo

Samuel David Arredondo enfrentó un proceso disciplinario al interior de la Universidad Metropolitana de Barranquilla por haberse referido en términos despectivos al rector de la Universidad y sus directivos.

Este proceso condujo a la expulsión del estudiante, que señaló que se trataba de una persecución, sin embargo, las directivas argumentaron que Samuel David había atentado contra el buen nombre del alma máter y agredido y calumniado a sus directivos.

Ante esta decisión, el estudiante respondió por la vía legal con una acción de amparo constitucional con la que acusó al proceso de haber sido manipulado por el rector que, pese a ser “la víctima” de las declaraciones de Arredondo, participó en la decisión de su expulsión.

El estudiante fue reintegrado a sus estudios en la Universidad, pero se convirtió en el centro de otro proceso disciplinario que, al igual que el anterior, derivó en su expulsión.

Se encadenó en el hospital

Un Juez ordenó a la Universidad el reintegro inmediato a sus actividades académicas, pero la Institución no ha ejecutado el reintegro, por lo que el estudiante recurrió a la protesta, encadenándose en el hospital universitario e impidiendo a sus compañeros continuar con sus prácticas.

Sin embargo, Arredondo ha recibido el apoyo de sus compañeros que condenan el actuar de la institución como algo injusto que frustraría los sueños y todo el esfuerzo académico del estudiante que está a punto de convertirse en profesional.