¿Por qué no reñir a tus hijos por las malas notas?

La enseñanza en la educación de los niños
La enseñanza en la educación de los niños.

Cuando nuestros hijos adelantan sus pasos en las escuelas, vamos descubriendo que las tareas para el hogar y las obligaciones, implican un sacrificio extra que será aconsejable acompañar en el desarrollo madurativo de ellos.

En cierto modo, es real que cada familia posee un estilo para encauzar y alentar el compromiso de los niños; no obstante, la premisa central que los padres tendrían que considerar en el aprendizaje de los niños, es el incentivo de la independencia y el sentido de la responsabilidad. Preguntar si traen tarea, sentarnos con ellos para estudiar y generar los climas adecuados – sin televisores, ordenadores o música – y motivarlos a generar conocimiento sobre las calificaciones obtenidas.

A continuación, brindamos los consejos de los profesionales de GoStudent para que ellos puedan concentrarse y motivarse en el estudio, sin desorientarse en el rol que ocupan como futuras mujeres y hombres que interactuarán en sociedad.

Razones que pueden afectar el desarrollo de los chicos

  • Basta de gritos: tras muchas investigaciones de área, se ha corroborado que los gritos permanentes traen consigo efectos nocivos que afectarían la salud mental de los más niños a largo plazo. 
  • Agredirlos físicamente causa problemas de conducta: levantarles la mano provoca, a la larga, un cambio de comportamiento severo. Poco importará si la agresión proviene de la madre o del padre, el efecto malsano en el niño, será el mismo. 

Esto puede complicar el normal aprendizaje y volverse un círculo tortuoso, donde la rebeldía comience a tomar rienda suelta, mientras continúen estas reprimendas.

Esa tensión sistemática en el cuerpo, producirá un vacío estomacal acompañado de un estrés latente y vivir siempre en alerta.

  • Baja autoestima y depresión: regañar es un hábito de crianza que ninguna familia debería prohijar como instrumento de disciplina. La respuesta forzada de los niños de hacer caso omiso, no obstante, no será por respeto sino por temor. Crecer y desarrollarse en un ambiente tan dañino, indefectiblemente, apareja problemas de ansiedad, baja autoestima, mala concentración y depresión.

Un estudio comprobó que existe una ligadura entre las vivencias negativas y la evolución y escalada de problemas crónicos gravemente angustiantes y dolorosos.

Cambiar el patrón de crianza

Lo mejor será terminar con los viejos patrones conductuales para educar y criar a nuestros chicos, y seguir aprendiendo junto a ellos cuál es el mejor crecimiento fuerte y vital para ellos.

Algunos pedagogos opinan que, por lo general, los alumnos estudian por motivaciones extrínsecas. Es decir, para soslayar castigos y recibir recompensas que les fueron prometidas. Distinto es, sin embargo, cuando se asientan sobre la base de motivaciones intrínsecas; es decir, por interés voluntario y personal, ahí surgen las  ganas reales de querer aprender.

La actitud de los padres es otro eje fundamental. De nada sirve la premiación tras una mala nota. No pueden contemplarse este tipo de obsequios si ellos no lo dieron todo. Lo aconsejable es lograr un sano equilibrio de rectitud y cariño de los padres hacia los niños. Preguntarles por las tareas, sentarse a estudiar junto a ellos y fomentar climas propicios para el estudio. 

En consecuencia, las nuevas formas de estudio o plataformas educativas con juegos educativos online, son un claro norte para la captación de la atención de ellos y realizar aprendizajes realmente dinámicos y con un grado de obediencia muy alto.