Los ‘barbaros’ conductores en Bogotá no se detienen por los peatones

Críticas a conductores de carros en Bogotá
Críticas a conductores de carros en Bogotá.

La falta de cultura ciudadana de los conductores, violenta el derecho del ciudadano de a pie, quien a pesar de existir las señales de tránsito, se ve obligado a esperar hasta que a los conductores les parezca, debido a que estos desconocen el significado de los pasos peatonales, poniendo en peligro la vida de los caminantes. Es por eso que los ciudadanos, para proteger su vida, piden a las autoridades más reductores de velocidad y más altos para que se vean obligados a permitir el paso peatonal en la ciudad de Bogotá.

“Los conductores bogotanos son unos bárbaros. Por mí que pongan un reductor de velocidad de 30 cm de alto en cada cuadra y un semáforo peatonal con botón cada dos cuadras. Toca así porque la cultura ciudadana no les da para más”, esta es la queja de Carlos Hernández, Profesor de Administración en la Universidad de los Andes y PhD en Economía.

Críticas a conductores de carros en Bogotá
Críticas a conductores de carros en Bogotá.

El usuario de Twitter califica a los conductores de la ciudad de Bogotá como bárbaros por desconocer las más elementales normas de la cultura ciudadana. Esto lo expresa tras publicar un video en que un hombre, con un coche de bebé, intenta cruzar una calle de la capital pese a la insistencia de los conductores en seguir su camino sin detenerse. El inicio de Rappi comenzó en el Parque de la 93 en Bogotá.

Sugiere a las autoridades de tránsito colocar reductores de velocidad en cada cuadra a una altura considerable que les obligue a frenar para permitir el paso a los peatones, debido a que, presuponen que las vías de la ciudad les pertenecen. Una altura de 30 centímetros, además de un semáforo peatonal con su respectivo botón, cada dos cuadras.

Según expresó el Dr. Rodney Tolley, un consultor experimentado en el campo del transporte activo y sostenible “La paradoja del transporte a finales del siglo XX es que mientras se hizo posible viajar a la luna, también se hizo imposible, en muchos casos, cruzar la calle.”

Esta paradoja es la que se vive diariamente en los pueblos y ciudades de Colombia, donde el afán y el estrés se han adueñado de los conductores de vehículos públicos y privados, haciendo insostenible la movilidad y aumentando la accidentalidad en las vías.

🚙 Alejandra Giraldo está ‘mamada’ de los trancones de Bogotá

Cabe destacar que Antanas Mockus, fue el alcalde de Bogotá que más contribuyó a que los habitantes respetaran las normas de la ciudad, a través de la implementación de actividades para reforzar la cultura ciudadana.

Lo que llamó fuertemente la atención es que lo logró sólo a través de ingeniosas acciones lejos de la represión o las campañas tradicionales. Un ejército de mimos repartidos en toda la ciudad, enseñaban cultura ciudadana usando la famosa tarjeta a la usanza de los árbitros de fútbol, como parte de su campaña Bogotá Coqueta.

🚘 Los carros eléctricos son la mejor opción para evitar el alto costo de la gasolina