Las nuevas casas de la isla de Providencia serán resistentes a fuertes vientos

Así avanza el proyecto de reconstrucción de Providencia.

Diseño de viviendas en Providencia
Diseño de viviendas en Providencia. Fuente: Presidencia de la República.

En una publicación de la Presidencia de la República se dio a conocer el avance en los procesos de reconstrucción de viviendas en la isla de Providencia. Las nuevas casas resistirán vientos hasta de 240 kilómetros por hora.

La Tormenta Tropical Iota, que azotó la Costa Caribe colombiana el pasado mes de noviembre de 2020 en los departamentos de La Guajira, Atlántico y Bolívar, llegó a las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina convertido en un huracán y generando gran devastación en la zona insular colombiana.

Pérdidas de infraestructura, bienes y casas de los damnificados, e incluso de vidas, fueron los saldos que dejó el paso del huracán por el Archipiélago.

Providencia fue, quizá, la más golpeada por el desastre natural, viendo afectado el 98% de su infraestructura y cobrando vidas humanas al recibir al huracán en su forma más fuerte.

Las ininterrumpidas lluvias torrenciales, inundaciones y deslizamientos, hoy han dejado en crisis a más del 70% de los pobladores.

Desde ese momento, el gobierno nacional ha venido trabajando en la reconstrucción de la infraestructura de la isla, sobre todo la infraestructura turística, para que el sector pudiese recuperarse de las incontables pérdidas por la pandemia y por el desastre natural.

 Además, las viviendas que se perdieron por causa del huracán también constituyen una prioridad para el gobierno, que se encuentra trabajando en alternativas más seguras para los isleños.

Debido a la exposición de la zona insular del país a fuertes vientos, huracanes y tormentas tropicales, se han diseñado casas que resistan vientos de altas velocidades. Así lo reveló la Presidencia de la República en su cuenta de Twitter.

“Las viviendas en Providencia cumplirán con las normas técnicas de resistencia a vientos máximos de 240 km/h, serán casas seguras y respetarán el paisaje cultural de la Isla.”