La científica que destrozó al uribista abogado Abelardo de la Espriella

Elena Stashenko, la científica que ganó una batalla contra el poder económico y político.
Elena Stashenko, la científica que ganó una batalla contra el poder económico y político.

La científica e investigadora de la UIS Elena Stashenko directora del Centro de Cromatografía y Espectrometría de Masas derrotó a la firma del abogado uribista Abelardo de la Espriella.

Elena Stashenko descubrió que el medicamento Doloded tenía Diclofenaco, esta sustancia en el medicamento tendría efectos graves en la salud de los pacientes.

Congreso de la República condecoró a la profesora Elena Stashenko por su aporte a la ciencia en Colombia.
Congreso de la República condecoró a la profesora Elena Stashenko por su aporte a la ciencia en Colombia.

El laboratorio Pronabell S.A.S contrató a la firma del abogado De La Espriella para defender su buen nombre y ganar esta batalla por la credibilidad.

La firma de Abelardo de la Espriella intentó buscar argumentos más para ganar el caso, pero ante la verdad, el juzgado Penal del Circuito de Bucaramanga falló a favor de la investigadora negando el incidente de nulidad presentado por Pronabell en cabeza de sus apoderados.

La científica Elena Stashenko es reconocida por sus aportes a la ciencia, referente a nivel mundial por sus descubrimientos.

Este medio pudo conocer que Elena Stashenko no buscó dañar el nombre de Pronabell, como un juguete nuevo, la científica probó algunos materiales en su nuevo equipo de laboratorio, entre esos se encontraba el medicamente Doladed, el resultado fue grave, porque el medicamente tenía altas concentraciones de Diclofenaco.

En una conferencia privada con jóvenes investigadores, la científica afirmó que recibió amenazas por su investigación. El poder de la industria farmacéutica puede traer consecuencias fatales para quienes intenten atravesarse en el camino

Un medio santandereano dijo: “recibió la andanada de amenazas del reconocido abogado” y aunque Abelardo de la Espriella intentó desmentir esa afirmación, la comunidad científica colombiana sabe que esto fue verdad.

Abelardo de la Espriella se comunicó con Pluralidad Z para aclarar la fake news que publicó un medio local. «El Doctor ABELARDO DE LA ESPRIELLA, no tiene ni ha tenido ningún tipo de contacto con la señora ELENA STASHENKO», dijo el abogado Carlos Sánchez en representación del uribista.

También aclaran como va el proceso:

«Se afirma que el incidente de nulidad al que presuntamente se hace alusión en la nota periodística del supuesto “caso” ganado por la señora ELENA STASHENKO únicamente corresponde al escrito presentado mediante la acción de tutela por la violación al derecho de petición, la cual fue incoada por la sociedad LABORATORIOS PRONABELL S.A.S, en contra de la UNIVERIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER UIS, donde se vinculó a la señora ELENA STASHENKO, en la cual el Juzgado Séptimo Penal Municipal con Funciones de Conocimiento de Bucaramanga mediante fallo de tutela del 24 de marzo de 2020 resolvió: “TUTELAR el derecho fundamental de petición del Doctor Carlos Sánchez Cortes apoderado de la sociedad Laboratorios Pronabell S.A.S”(…) Por lo cual no podría afirmarse que se obtuvo un resultado adverso o se “perdió el caso” No obstante, lo anterior, se activó el aparato jurisdiccional y se propusieron los recursos correspondientes con el fin de garantizar la efectiva protección del derecho de petición irrogado, presentados además en la oportunidad procesal correspondiente, de conformidad con la obligación de medio atribuible en el ejercicio de la profesión de la abogacía. Es menester indicar que el incidente de nulidad sobre el cual hace referencia la noticia se encontraba plenamente sustentado al haberse encontrado una serie de hallazgos que ponían en tela de juicio la imparcialidad del Juzgador en segunda instancia, como consta en el documento adjunto».

Las amenazas no son precisamente “con acabar con su vida” (y no es Abelardo), son intimidaciones y presiones externas que pueden afectar la salud mental de la investigadora.

El caso parece haber quedado en el pasado, pero lo cierto es que la firma de Abelardo de la Espriella pierde los casos con personajes que son más inteligentes que ellos.