Colombia en una de las peores crisis de derechos humanos de sus últimos años

Aumentan masacres en Colombia
Aumentan masacres en Colombia.

Colombia se encuentra atravesando una de las peores crisis de derechos humanos de su historia reciente por cuenta de un incremento muy significativo en el número de masacres y víctimas mortales.

La senadora Angélica Lozano atribuyó este incremento de la violencia en el país a la poca implementación del acuerdo de paz firmado con las FARC.

Masacres en la era Duque
Masacres en la era Duque.

El gobierno del expresidente Juan Manuel Santos firmó un acuerdo de paz con la guerrilla más antigua de Latinoamérica, las FARC-EP, tras mucho tiempo de diálogos y negociaciones con comitivas de ambos negociadores en La Habana, Cuba.

Sin embargo, una vez se firmó el acuerdo en la ciudad de Cartagena, el uribismo comenzó una campaña de desprestigio contra el acuerdo negociado y desacreditó las instituciones de justicia transicional que resultaron de esa negociación.

Con la llegada a la presidencia del candidato uribista Iván Duque Márquez, del Centro Democrático, se previó la poca implementación que tendría el Acuerdo bajo su mandato, debido a que siempre lo describió como un acuerdo débil que garantizaba impunidad a los excombatientes y no brindaba reparación a las víctimas.

De acuerdo con las cifras que fueron reveladas por la senadora del partido Alianza Verde, Angélica Lozano, desde el mes de enero hasta agosto del presente año 2021, se cometieron 23 masacres a lo largo y ancho del territorio nacional.

En estas masacres, 109 personas se convirtieron en víctimas fatales, una cifra que se incrementó desde el 2020 cuando fueron cometidas 17 masacres en las que fueron asesinadas 83 personas. Este incremento corresponde a un 31.3 por ciento.

Desde el año 2016, cuando fue firmado el acuerdo de paz, lejos de lograrse una disminución en los casos de violencia, las masacres han aumentado vertiginosamente, y también los atentados a excombatientes de las FARC en proceso de reinserción.

La poca implementación del acuerdo, documentada por organizaciones internacionales, ha llevado al país a una de sus peores crisis de derechos humanos.