Caso contra Richard Aguilar salpicaría al congresista del Centro Democrático, Edwin Ballesteros

Edwin Ballesteros salpicado en escándalo de corrupción de Richard Aguilar
Richard Aguilar / Edwin Ballesteros.

El caso de corrupción por el que la Corte Suprema de Justicia dictó medida de aseguramiento contra el senador y exgobernador de Santander, Richard Aguilar, también podría involucrar al representante a la Cámara del Centro Democrático, Edwin Ballesteros.

Así se habría sugerido a partir de los testimonios de Claudia Yaneth Toledo, exsecretaria de infraestructura de Santander, y su esposo, Lenin Darío Pardo.

Corte ordena detención de Richard Aguilar

La Corte Suprema de Justicia emitió un comunicado en que se confirma que el senador de Cambio Radical, Richard Aguilar Villa, fue detenido de forma preventiva presuntamente por delitos asociados a contratos sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, concierto para delinquir agravado y peculado por apropiación a favor propio y de terceros.

Estos habrían sido cometidos mientras Aguilar fungía como gobernador del departamento de Antioquia, y fueron revelados por Claudia Yaneth Toledo, quien era secretaria de infraestructura.

La mujer habría sido capturada por corrupción junto a su marido, y negociaron con la fiscalía la colaboración para esclarecer los hechos y presentar evidencias de la corrupción al interior de la gobernación.

De acuerdo con los testimonios y las pruebas presentadas, la gobernación de Aguilar habría participado en el tráfico de coimas para la adjudicación de obras de infraestructura en Santander relacionadas con el Estadio en Villa Olímpica de Bucaramanga, así como con carreteras y corredores viales en San Gil, Charalá, Bucaramanga y Floridablanca.

Edwin Ballesteros, el otro salpicado

Otro de los salpicados de la supuesta corrupción es el actual representante a la Cámara del Centro Democrático, Edwin Ballesteros, quien en ese momento se desempeñaba como gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Santander.

Al parecer, la empresa que gerenciaba Ballesteros desarrollaba la licitación de un contrato de más de 4 mil millones de pesos para la construcción del acueducto municipal de Landázuri.

Para obtener el contrato, Aguilar le habría propuesto una comisión del 16% a Ballesteros, lo que corresponde a más de 600 millones de pesos.

Esto estaría confirmado en un intercambio de chats con Pardo que habrían sido revelados a la justicia.

Ballesteros niega todas las acusaciones, sin embargo, la fiscalía les concedió principio de oportunidad a Toledo y Pardo en el marco de la investigación sobre corrupción contra los congresistas.