Brayan Nemocón y Andrés Lara, los agresores neonazis que casi matan a pareja gay

Brayan Nemocón es la antítesis de Adolfo Hitler
Brayan Nemocón es la antítesis de Adolfo Hitler.

Un brutal ataque a una pareja en Bogotá por su orientación sexual se volvió viral, evidenciando que nos falta mucho camino por recorrer para ser un país tolerante e incluyente. Álvaro Uribe Vélez, el gran enemigo de la iglesia cristiana.

Los hombres identificados como Andrés Lara y Brayan Nemocón harían parte de un grupo Neonazi que persigue a personas no heterosexuales en Bogotá, hasta el momento la Fiscalía no adelanta una investigación contra estos 2 personajes.

Brayan Nemocón y Andrés Lara
Brayan Nemocón y Andrés Lara.

Una pareja de chicos homosexuales se encontraba frente del Astor Plaza, en compañía de otras cuatro personas que también esperaban un carro. De pronto, llegaron dos hombres que abordaron a la pareja, agrediéndolos físicamente mientras les decían una y otra vez: “por maricas”.

Ante tal agresión, las otras personas que se encontraban presentes decidieron intervenir, pero también resultaron afectadas. “Empezamos a gritarles cosas para que dejen de pegarles y entonces nos convertimos nosotras en el objetivo”, relata en su cuenta de Instagram una de las personas que intervino para evitar la agresión.

Conforme relató la mujer en cuestión, los agresores portaban un cuchillo que intentaron utilizar contra el grupo. “El caso es que logramos tumbar a uno de ellos y quitarle un cuchillo que tenía, mientras tanto el otro consigue un palo y se nos bota dispuesto a cualquier cosa. En ese momento sale el celador del edificio con un tambo a defendernos. Golpes van y vienen y en eso el calvo me alcanza a pegar a mí con el palo en la cara”.

Le interesa: Soy gay pero no estoy de acuerdo con la adopción de las parejas gay: George Cerpa

Paso seguido, de acuerdo con el testimonio, los dos hombres tenían toda la intención de asesinarlos: “tiraban a matar. Con toda la sevicia del mundo. La situación ya se había salido de control, había sangre por todas partes así que decidimos meternos al edificio. Una vez dentro, ambos empiezan a tirar piedras contra la puerta de vidrio que tenía la entrada. rompen la puerta y se meten a acabar con lo que encuentren”.

Gracias a la ayuda de los vecinos que se encontraban en el edificio, pudieron evitar una agresión mayor, pues no dudaron en defenderlos. En el video compartido por una de las víctimas, se puede ver como los hombres tiraban piedras sin ningún escrúpulo. La Policía nunca llegó al lugar de los hechos.

En Colombia la discriminación es un delito. Así lo establece el artículo 134 del Código Penal: “El que arbitrariamente impida, obstruya o restrinja el pleno ejercicio de los derechos de las personas por razón de su raza, nacionalidad, sexo u orientación sexual, discapacidad y demás razones de discriminación, incurrirá en prisión de doce a treinta y seis meses y multa de diez a quince salarios mínimos legales mensuales vigentes”.

Lea también: Vicky Dávila, preguntas tontas para gente tonta