Pepe Mujica, uno de los líderes más importantes de Latinoamerica, se retira de la política

Pepe Mujica se retira de la política uruguaya.
Pepe Mujica es uno de los líderes más recordados y admirados en Latinoamerica.

José «Pepe» Mujica anunció su retiro de la vida política durante las pasadas elecciones locales y municipales de Uruguay. Su anuncio lo realizó el día de las votaciones a causa del estado de salud que tiene.

«Me encanta la política y no quisiera irme, pero más me encanta la vida. Y como estoy para salir, trato de estirar los minutos que me quedan. Qué defecto, ¿eh?». Afirmó el senador perteneciente Frente Amplio (FA), coalición de izquierda que gobernó Uruguay entre 2005 y 2020.

Este lo anuncio lo enfatizó por la situación de la pandemia del coronavirus en el mundo. El exmandatario de 85 años anunció su retiro por una enfermedad inmunológica crónica. Por lo que, cree necesario restringir relaciones sociales para evitar contagiarse.

«Yo pensé que esto era una gripecita que pasaba y no es una gripecita, me parece que es como el sida, vamos a tener que acostumbrarnos a vivir con esto», añadió.

Es uno de los líderes más populares y respetados de Latinoamerica. A pesar de anunciar su retiro desde hace dos años, ganó un escaño en el Senado que lo mantuvo en la política.

Pepe Mujica: de campesino a presidente

«Soy José Mujica, campesino para ganarme la vida. Ahora estoy en una etapa de presidente y mañana, como cualquier hijo de vecino, seré un montón de gusanos que se va”, afirmó en una entrevista en el 2015.

Uruguay se conoció a mediados del siglo pasado como la Suiza Latinoamericana. Esto cambiaría con las dictaduras militares entre 1973 y 1985.

Comenzó su actividad política a los 20 años con Enrique Erro, quien trabajó en el Ministerio de Trabajo desde 1958. Luego postuló un presidente, sin éxito alguno, en 1962.

Pero la política pacífica se convirtió en actividad revolucionaria en el gobierno de Jorge Pacheco Areco. En 1964 se unió al Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, lo cual años después lo pondría en la cárcel durante 13 años. Cuando la democracia se instauró de nuevo, Mujica salió libre en 1985 retomando su carrera política lejos de la militancia.

Se casó con la también activista Lucía Topolansky: actual senadora y vicepresidenta en el segundo gobierno de Tabaré Vázquez de 2017 a 2020. Según palabras de su esposa, los une «dos ideales: el amor y la militancia”.

En 1999 fue elegido senador y en 2005 fue ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca en el primer gobierno de Tabaré Vázquez. Este último fue quien le entregó la presidencia tras ganar con el 52,4 por ciento de los votos contra Luis Alberto Lacalle.

Gobierno y legado político: una izquierda distinta

El Pepe, como le dicen sus amigos y seguidores, gobernó en favor de las clases bajas, pero no dejó de lado las políticas progresistas en cuanto a lo económico. “Soy socialista, pero no soy bobo”, sostiene.

De esta forma, en 2014 el desempleo tuvo una cifra del 10% ante un porcentaje del anterior gobierno del 30%. Asimismo la indigencia disminuyó del 5 al 0,5%.

Esto se logró “con políticas de Estado en las que se redistribuyeron los recursos, pero también mediante el capitalismo. Es decir, logrando un ámbito en el que hubiera mucha inversión local y, sobre todo, extranjera”.

Su política es uno de los ejemplos de una izquierda más allá de la utopía. Por esta razón, Mujica creó políticas futuristas atípicas en un contexto tradicionalista en Latinoamérica. Tal como se manifiesta en la legalización de la marihuana; esta como una forma de robarle poder al narcotráfico.

Asimismo, en el 2013 convirtió a Uruguay en el duodécimo país en aceptar el matrimonio de personas del mismo sexo. Por todas estas políticas ha tenido buenas relaciones diplomáticas con Cuba y con Estados Unidos, específicamente con el expresidente Barack Obama.