En China ya terminaron el primer hospital para pacientes de Coronavirus

¡Y van por más!
¡Y van por más!

En tan solo 10 días, el alcalde de Wuhan, China, Zhou Xianwang entrega un hospital para recluir a todas las personas contagiadas por el coronavirus. El domingo dos de febrero fue la entrega con las llaves del hospital al personal médico del Ejército Popular.

Las imágenes de su construcción han sido viral en todo el mundo, pues la rapidez con la que construyeron una clínica con mil camas, demuestra poder en el país, algo que sin duda sí tienen.

Le interesa: Ahora sí, alerta mundial el coronavirus, la sexta en la historia de la OMS

Hospital Huoshanshen (Montaña del Dios Fuego)

El hospital cuenta con una capacidad para 1.000 pacientes. El propósito de esta construcción era tenerlo lo más pronto posible y así contener el brote de coronavirus.

Desde el 24 de enero empezaron la marcha de esta obra, con intensidad de trabajo. Docenas de grúas trabajaron día y noche junto con miles de obreros montando piezas para que el hospital fuera un hecho real.

Los primeras personas infectadas entraron este lunes tres de febrero a la unidad médica. Las personas que atenderán a los enfermos serán 950 trabajadores de hospitales de la Fuerza Conjunta de Apoyo Logístico de las Fuerzas Armadas y 450 más de universidades sanitarias del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea.

Además, 15 expertos especializados en evitar los contagios dentro del hospital harán acompañamiento dentro de la clínica, junto ha elementos de ayuda como los sanitarios con experiencia en la lucha contra el virus SRAS el Hospital de Xiaotangshan, de Pekín, o el ébola en Sierra Leona y Liberia, por lo que tienen sólidos antecedentes en el tratamiento de enfermedades infecciosas.

Ubicación del hospital

El hospital se encuentra a 25 kilómetros de la zona metropolitana, en una extensión de unos 34.000 metros cuadrados (cinco veces el Bernabéu).

Le gustaría: Conozca los diez países que atraen más talento en el mundo

El trabajo sigue

Ya hay un hospital, pero los chinos no se quedan quietos y van en busca de un segundo hospital para refugiar cerca de 1500 pacientes.

La construcción de esta nueva clínica sigue en marcha, y se estima que esté tan rápido como el primero, pues las muertes y personas contagiadas siguen.

Por ahora van cerca de 362 muertes y 17.000 personas contagiadas no solo en China, sino en otros países.

El Gobierno tuvo que invertir, para la construcción y materiales, de los dos hospitales unos 300 millones de yuanes (43 millones de dólares).