Ciudad en Italia está vendiendo viviendas a 1 euro cerca de Roma

Puede comprar más casas a 1 € en Italia, con una nueva ciudad que ofrece propiedades baratas Crédito Alamy
Puede comprar más casas a 1 € en Italia, con una nueva ciudad que ofrece propiedades baratas. Crédito: Alamy.

Pratola Peligna es la ciudad italiana que realizó una tentadora oferta para que los ciudadanos se muden a este lugar, por tan solo 1 euro, los interesados podrán comprar una vivienda.

Pratola Peligna, no lejos de Roma, está vendiendo hasta 250 de las casas bajo el esquema barato, con más de 600 de ellas actualmente en mal estado.

Algunas de las casas están en condiciones, aunque otras necesitan mucho trabajo. Crédito: Alamy.

La ciudad se encuentra dentro de la región de Abruzzo, que se encuentra en los Apeninos, cerca de algunas de las mejores pistas de esquí de Italia.

Sin embargo, como todas las otras ciudades de 1 euro, la disminución de la población ha llevado a la venta de propiedades baratas con la esperanza de que la gente se mude allí para renovarlas.

El concejal local Paolo Di Bacco le dijo a CNN Travel :«Hemos estado trabajando en ello durante años, identificando casas adecuadas para el plan que aún no estaban involucradas en la reconstrucción posterior al terremoto.

Nuestro objetivo es hacer que todos vuelvan a brillar y recuperar la belleza del casco antiguo, aunque eso tarde un poco«.

En la década de 1930, la ciudad tenía hasta 13.000 personas viviendo allí, lo que se ha reducido a solo 7.000 en los últimos años.

Muchas de las casas de 1 euro son pequeñas, alrededor de 69 metros cuadrados, y algunas incluyen áticos, terrazas y balcones de hierro, aunque muchas están en mal estado.

Sin embargo, las reglas de la casa de 1 € son diferentes en Pratola Peligna en comparación con las otras regiones, ya que no requieren un depósito por parte de los compradores.

A veces, con un costo de hasta 5.000 € y utilizado para asegurarse de que los propietarios los renovarán, esto se ha ignorado a favor de una multa de 10.000 € si no se presentan los planes de obra en los primeros seis meses.

Di Bacco agregó que las reglas estrictas son «el peor de los casos» para evitar que la gente compre las propiedades, solo para desaparecer, algo que la alcaldesa Antonella Di Nino dijo que había sucedido en los últimos años.

Agregaron: «Particularmente con los extranjeros, rastrearlos por todo el mundo y obligarlos a completar la renovación se vuelve imposible. Eso es algo que queremos evitar esta vez».