Las FARC niegan reclutamiento de menores de edad a sus filas

Reclutamiento
¿Reclutamiento forzado o voluntario?

Las FARC niegan tener una política de reclutamiento, es decir, que no han atentando contra el delito de reclutamiento forzoso a menores de edad ni mucho menos abusarlos, dicen que “ese tipo de conductas no están estipuladas en el reglamento«.

Sin embargo, cerca de 8.624 menores de edad han sido vinculados a grupos armados, según la Unidad de Víctimas.

¿Reclutamiento forzado?

No.

La respuesta de Sandra Ramírez, segunda vicepresidenta del Senado y la de Rodrigo Londoño (Timochenko), presidente del partido, fue un «no» en entrevista con Blu Radio, pues ellos no reclutan niños.

“Nosotros teníamos una norma que se aprobó en la séptima conferencia que era de 15 a 30 años. En esa conferencia definimos el reclutamiento y fue una discusión larga, muchos expresaron que la edad mínima debía ser 17, entonces se aprobó que entre 15 y 30 años iba a ser el ingreso”

También se hablo de un reclutamiento voluntario.

Se estima que si es de forma voluntaria ingresar a las FARC, los niños hayan huido de sus casas por maltrato intra-familiar, poco acceso a la educación, entre otros.

Por lo tanto, no se les puede otorgar la voluntariedad a los pequeños, según la Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia (Coalico).

«Existencia de una política criminal organizada de reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes en cabeza y bajo responsabilidad de las FARC-EP en el marco del conflicto armado»

Comunicado de Coalico

Datos sobre el reclutamiento

Organizaciones colombianas demuestran que el reclutamiento forzado de las FARC sí se ha dado, aunque sus líderes lo nieguen.

Fundamentalmente los reclutamientos se realizan a través del miedo y de la fuerza.

A los niños se los llevan para aprender a disparar, y a las niñas para ser esclavas y en muchos casos para violarlas, entre otros oficios.

  • Unidad de Víctimas: Al 30 de junio de 2020 aproximadamente 8.624 niños fueron integrados a grupos armados.
  • Colombia2020: Registro de personas que cuentan cómo fue su reclutamiento.

Asimimo, el portal informativo especializado en temas de posconflicto COLOMBIA2020, determina que «ni la pandemia logró detener el reclutamiento forzado. Al contrario, este delito aumentó en un 113% con respecto al 2019″.

¿Qué opina la JEP?

La JEP lleva a cabo las investigaciones sobre los reclutamientos y otras formas de explotar a los niños.

Explica que también son delitos el desplazamiento, homicidios y amenazas que hagan sufrir a sus familias o las comunidades como consecuencia de la violencia ejercida para vincular a los menores de edad.

Asimismo los hechos de violencia sexual al ser reclutados, el abuso y los abortos forzados.

2 Comentarios

  1. Es verdad ‼️
    Los soldados cogían campesinos los vestían con camuflados, y los fotografiaban,‼️
    El ejército siempre ha sido CRIMINAL, mentiroso y délincuente ‼️ esa bolsa de empleo se tiene que acabar ‼️

  2. Vitaminas para La Paz

    Apostarle a La Paz es satisfactorio y un aliciente que da esperanza para seguir soñando con una mejor Colombia. Con alegría trato de describir un proceso oscuro que se ha venido aclarando por muchos años y que hoy puede ser un gran destello de luz.

    Es el caso de Mambru (nombre cambiado por seguridad) que se fue siendo niño a la guerra, pensó que en un grupo armado, además de huir de diferentes problemas, conseguiría ser feliz, sin saber que estaría entrando a ser “protagonista” del horror y el dolor en nuestro país.

    Mambru se fue a la guerra que dolor, que dolor, que pena, pues perdió gran parte de su vida, de su infancia, viviendo dificultades enormes que muy pocos comprenden, pues solo quien lo ha vivido lo puede contar y nuestro amigo lo cuenta con ojos llorosos y con un profundo dolor en su corazón, pero con la certeza de que la luz del sol acompañó cada uno de sus pasos, para que no viera la oscuridad eterna en la guerra, si no la esperanza de un mejor futuro, con la convicción de que Dios siempre lo acompañó.

    Después de casi 4 años, siendo todavía un niño y después de sobrepasar muros, fangos, selvas, trochas y de huirle a la muerte, Mambru tiene un giro en su vida y empieza a buscar nuevos horizontes en su vida, en definitiva horizontes de mucha luz, como en la Resurrección!

    Mambru hoy se ha graduado de bachiller, después de mucho esfuerzo, con pandemia incluida, hoy Mambru con satisfacción sube hacia la montaña del triunfo, con la frente en alto y con un profundo orgullo dice que es posible, dejar atrás las atrocidades de la guerra para apostarle a La Paz, dejar de disparar armas para escribir libros y lanzar el birrete del triunfo, antes que la granada de la muerte.

    En su proceso, Mambru valora el cariño de muchas personas, que a través de una sonrisa, le dieron la entrada a la Vinculacion real y concreta a la sociedad, solo una sonrisa basta para salvar el mundo.

    En su camino se ha visto feliz al poder encontrar una familia, la familia de Don Bosco, dichoso al poder jugar fútbol y demostrar su talento como un crack, al poder disfrutar de los paseos y salidas (gracias a la JUGENDHILFE WELTWEIT, ONG de los Salesianos en Suiza) de contemplar El Valle de Cocora, El Corralito de Piedra, Salento, el Parque del Café, los alumbrados de Medellín y ver ya no más la selva espesa de la guerra, sino el resplandor de los bellos paisajes pintados por el mismo Dios, aquí en nuestro bello país; recuerda Mambru con gran Alegría, el hecho de haber podido jugar fútbol con sus compañeros en el estadio Pascual Guerrero de Cali, un sueño que miles de niños tienen y que Mambru gracias a su proceso pudo cumplir.

    Y como no recordar los encuentros con la familia, donde el sentimiento más profundo llamado amor, aflora como ninguno, es que ver, abrazar, llorar por los sentimientos encontrados y dar un beso a los seres queridos después de mucho tiempo, es algo que no se compara con nada, pues es la felicidad plena del amor de familia.

    Y así, se podrían incluir miles de anécdotas buenas y agradables en este bonito proceso que empieza a dar excelentes frutos, para decir que la guerra debe terminar y que en Colombia ya es justo, apostarle a la educación, que llegue a los lugares más lejanos y que sea de calidad, ya es más que conveniente resaltar y respetar la conciencia social, donde los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes de nuestro país, sean de verdad fundamentales. Es imprescindible darle a los niños, niñas y jóvenes balones, pinceles, pianos, libros, plastilina, tambores, pintura, guitarras para crear una colombia nueva libre de injusticias y sobre todo en Paz.

    Felicitaciones a Mambru – que se fue a la guerra, que dolor, que dolor, que pena – pero que hoy empieza a resplandecer como la luz de la resurrección iluminando y aclarando por doquiera que vaya, según cuenta sus sueños y proyectos fijados al concluir de la mejor manera un proceso de más de 3 años en el Centro de Capacitación Don Bosco de Cali, de la comunidad Salesiana.

    No permitamos que más personas sean víctimas de la guerra, por el contrario seamos hombres y mujeres de paz.
    “Dichosos los que trabajan por La Paz porque serán llamados hijos de Dios”

    Padre Johao Caicedo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here