La banda del paraquito | Opinión

Vicky Dávila don izquierdo
Don Izquierdo (David Rozo) / Opinión.

Temor:

Tienen miedo, están “alarmados”. Los jóvenes, no les creemos y por eso nos satanizan; nos llaman “rebeldes y resentidos” por indignarnos al ver una nueva masacre social cada día.

Sempiterno:

Ese, “el paraquito”, siempre ha tenido una banda alrededor que lo defiende hasta la muerte, como cualquier político fascista y genocida de la historia. Ese, el “innombrable”, siempre ha engañado a sus compatriotas y a su gente, con esa cara de sacristán, de seminarista, de sotanero imberbe. Esas, “Las bandas del paraquito”, se han encargado de que, a toda costa, con todo tipo de estrategia y a cualquier precio (corrupción institucional, genocidio estatal y manipulación mediática) su política del odio se perpetúe en Colombia.

Historia:

Una de sus primeras bandas, aquella que llegó a crecer tanto para ser reconocida como “el Cartel de Medellín”, lo acogió como un “bendito muchacho”, “ese bendito muchacho”. En ese entonces, la banda que lo rodeaba, sus aliados, cómplices, sicarios y matones, eran personas como Pablo Escobar, como Carlos Lehder, como los hermanos Ochoa, quienes operaban desde “Tranquilandia” un cartel que fraguó los peores crímenes y dejó desastrosas secuelas en este país, unas que jamás lograremos borrar.

Esa banda que en el pasado y en el presente se ha encargado de destruir a políticos, periodistas, activistas, defensores de derechos humanos y, en general a todo aquel que se atreve a denunciarlos, esa banda destruye con la muerte.

La banda del paraquito

Ahora esta banda, se ha “reinventado”: ahora actúa de manera más estructurada, sofisticada y descarada, como una verdadera asociación para delinquir. A ella nada la frena, no se convertirá en “engendros de siete cabezas” porque ya lo es, siempre lo ha sido.

Esa banda se adueñó de este país y lo sabe, por eso, criminaliza a quienes exponen sus delitos, denigrando con clasismo a quienes nos oponemos a su barbarie: porque tienen tatuajes o se dejan crecer la barba, porque tienen “mala o maloliente apariencia”, porque son de diferente estrato social, porque solo quieren la “fama y reconocimiento”, ese que ellos han negado, perpetuándose en el poder mediático cada año con un nuevo contrato, otorgado por “la banda” que defienden desde su posición a toda costa, sin que les importe pasar por encima de las víctimas.

Ellos, quiénes no actúan desde una trinchera, una bodeguita ni desde una red social sino desde el establecimiento, ellos son los que aplican precisamente el sicariato moral. Y hoy siguen vigentes y con una nueva conformación.

Esa band utiliza hoy la presidencia, el congreso, los medios de comunicación tradicionales, las instituciones, organizaciones y entidades oficiales. Los miembros de esa banda se han reinventado. Saben que deben permanecer unidos todo el tiempo o su régimen ya habría acabado. Desde la presidencia tienen una marioneta sin experiencia, que solo obedece sin reprochar las órdenes del capataz. Desde el congreso, narcotraficantes activos que en medio de su cultura traqueta luchan por declarar el “carriel” como patrimonio mientras la gente muere de hambre en medio de una pandemia.

Desde los medios de comunicación, periodistas preparados que criminalizan con sus cámaras y micrófonos a quienes protestan, a quienes han despertado, a quienes denuncian y ya no se quedan callados. Desde las instituciones, funcionarios corruptos que legitiman un país traqueto y mafioso, todo por un contrato y un carro blindado. Desde las organizaciones, derramamiento de sangre de gente inocente, todo para justificar las políticas de un Estado que se lucra con leyes basadas en la promoción de la guerra. Así actúa la banda del aparato organizado de poder, del narcoestado colombiano, “la banda del paraquito”.

Vicky, responda

¿Cuál es el miedo a la réplica? “El que nada debe nada teme” y “el que calla otorga” son frases muy reconocidas en la cultura popular y que le encajan perfectamente a usted en este momento.

Nota: Para cientos de miles de nosotros, usted ya no es ninguna periodista, lo dejó de ser hace muchísimo, desde que decidió subastar sus ideales y vender su voz. Aun así, le preguntaré: ¿no es ilógico que una periodista no responda las preguntas que se le formulan de manera legal y pública?, ¿sabe usted lo que es la ética? En mi última columna pregunté quién es el cliente, todo esto para presionar a que saliera a rechazar el uso ilegal de nuestros datos. Al parecer no le gustó, nos acusó de ser sicarios morales. ¡Cobarde! ¿A qué se debería su reacción? ¿Será usted la cliente?

Vicky, no se equivoque.

No somos sicarios ni delincuentes; no hacemos parte de ninguna bodega ni nos pagan por reclamar sobre lo justo y sobre nuestra privacidad. No somos extremistas por indignarnos con la invasión a nuestros derechos, tampoco somos zombies y mucho menos borregos. Solo le exigimos respuestas. O es usted, ¿la cliente de “la banda del paraquito”?

26 Comentarios

  1. Muy buena columna. Esta nueva generación es la única esperanza de cambio de este país. Esa generacion que no pueden manipular los medios de comunicación

  2. Lo felicito @DonIzquierdo, siga así, hablando con argumentos, razones y respeto. Lo sigo leyendo, parcero!!!

  3. Solo diré que me gusta más tú columna de opinión que las comparaciones desproporcionadas de la susodicha, ella en verdad es vacía en todo lo intenta hacer, por favor sigue siendo honesto a tus ideas y nunca vayas caer en su juego burdo.

  4. Con razón está brava la señora Vicky Dávila, viendo que en la otra orilla se están generando columnas de este calibre con periodistas de esta calidad. Felicitaciones extraordinaria columna

  5. GRACIAS PARCERO TUS COMENTARIOS me alientan LA esperanza DE QUE ESTO ALGUN dia terminara y QUE TODOS logremos UN futuro mejor PARA LA TAN vapuleada colombia TU y LOS JOVENES COMO TU SON LA esperanza DEL CAMBIO. Venceremos

  6. Excelente David, soy de otra generación, admiro su pluma y valor, entre todos tenemos que lograr un cambio de conciencias.Como dice el estribillo de los *Inti Illimani* “el pueblo unido jamás será vencido”

  7. Me parece que esa señora ya no merece ni el titulo ni más desgaste. Mi consejo es que no la lean. Yo hace más de 20 años que cancele la suscripción con Semana. No vale la pena.

  8. Buena columna

    A mi también me llegó, sin mi autorización, un mensaje al correo y otro al celular, promocionando la columna de Vicky a favor del Matarife.

    Vicky responda.

  9. Nunca había leído una columna tan contundente, la dejó sin palabras. Lo felicito, esto si es periodismo transparente

  10. Con los jovenes se jodieron, ellos estan al dia con la informacion, yo solo espero que para las proximas elecciones todos los que pensamos diferente hagamos valer nuestro voto y estemos atentos para evidenciar cualquier irregularidad y no nos pongan otro idiota como presidente…

  11. En conclusión, resulta que los jóvenes influencers como Don Izquierdo son una fuente de información más confiable que las Vickys, Las Enfermedad Hernández, los Mauricio Vargas y demás obsecuentes del régimen del uribato.

  12. Excelente reflexión y comentarios contra ese cuarto poder (los medios de comunicación) que venían siendo el referente de discusión y análisis político y económico que controlaba la opción pública, la cuál, poco a poco ha perdido credibilidad por su sesgada forma de informar y opinar. Aquí lo que ha sucedido es que el quinto poder, el internet, fuente de información y expresión, nos ha permitido ser receptores y difusores. La auto comunicación nos está permitiendo conformar un nuevo mundo y forma parte de la tecnosociabilidad. Por lo anterior, invito a que indiferentemente a sus creencias ideológicas y religiosas, participen, sea a favor o en contra, en las diferentes redes sociales.

    • Excelente columna… A esta señora hay que ponerla en su sitio., en la cloaca de pudredumbre a que pertenece, de una vez por todas.. Por ser irresponsable, arrodillada y lambez
      uelas de sus patrones mafiosos..queriendo pasar por encima del talento de los jovenes y queriendo pisotear la dignidad y la rectitud del nuevo periodismo.

  13. Hermano colombiano, son ustedes los joves que deben de tomar las riendas adminitrativas y legilativas de este hermoso paraíso de cuyo arboles no caen gotas de agua pura y natural, si no lo que cae es chorros de sangre de seres asesinados inocentemente por psicopatas que nos adminitran. Muy bueno su escrito, un fuerte abrazo.

  14. Ojalá que sigas haciendo lo que muchos queremos pero no pudimos hacer, alzar la voz. Sos un vocero de los que estamos cansados de esta banda de delincuentes que llaman gobierno

  15. Excelente elocuencia para confrontar esta seudoperiodista quien se siente omnipotente pues la respalda un grupo peligroso, pero me encanta que la juventud este despertando y enfrentandose a estos adefesios criminales. Mil felicitaciones

  16. Le has dado una buena lección, a la cliente de la banda de los paraquitos. Vamos bien.” Lentos, pero seguros”. Se tienen que generar cambios y de fondo, por que no hay mal que dure años, ni cuerpo que lo resista.

  17. Eso me gusta! jóvenes levantando la voz de frente, como debe ser. Sin miedos, con la verdad demostrada y actuando como ciudadanos: con conciencia, con vergüenza y valor para no callar ante esta terrible pandemia colombiana, la corrupción en su más alto nivel. Los apoyaré siempre…

  18. Francamente, nunca había leído una zarta de estupideces, deshilvanada y solo pendenciera cómo está columna, escrita por este pobre muchacho que ciertamente no tiene ni idea de donde está parado. Dios nos proteja de estos cretinos.

  19. Excelente columna… A esta señora hay que ponerla en su sitio., en la cloaca de pudredumbre a que pertenece, de una vez por todas.. Por ser irresponsable, arrodillada y lambez
    uelas de sus patrones mafiosos..queriendo pasar por encima del talento de los jovenes y queriendo pisotear la dignidad y la rectitud del nuevo periodismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here