Glifosato en Colombia | PLURALIDADZ.COM

0
La historia del Glifosato en Colombia
Se demostró que el Glifosato produce cáncer.

En Colombia las fumigaciones a cultivos ilícitos iniciaron desde el gobierno del presidente Turbay, en ese entonces para el año 1978 se estimaba que «Colombia tenía entre 25.000 y 30.000 hectáreas de marihuana, donde aproximadamente 10.000 toneladas son introducidas a Estados Unidos, entre el 60 y 65% provenían de los traficantes colombianos»

Ante este fenómeno el gobierno estadounidense inicia conversaciones con el gobierno colombiano, por lo que se propone el uso de químicos para la erradicación de estos cultivos.

La historia del Glifosato en Colombia

Para 1984 en el periodo de Belisario Betancur la presión ejercida por Ronald Reagan presidente de Estados Unidos frente al narcotráfico y sucesos como el asesinato del ministro de justicia Rodrigo Lara Bonilla y las preocupaciones por los efectos de las fumigaciones con paraquat en la salud y el medio ambiente.

El gobierno colombiano toma como alternativa el uso del Glifosato para erradicación de los cultivos ilícitos.

Finalmente es en el gobierno de Andrés Pastrana donde se consolidó con el gobierno de los Estados Unidos el Plan Colombia, un acuerdo bilateral entre las dos naciones, con el fin de generar una estrategia antinarcótico.

Para el 2006 en el país se generan una serie de marchas a causa de alteraciones en la salud en los habitantes de los departamentos de Putumayo, Nariño y Meta en contra de las aspersiones realizada a partir del plan Colombia.

Le interesa: La unificación de las cortes propuesta por el presidente Duque, ¿Realmente es viable?

Así mismo, a raíz del reporte de la Organización Mundial de la Salud en la que clasificó este producto como probablemente cancerígeno, lo anterior generó preocupaciones en el gremio de agricultores.

Recordemos que el 10 de agosto de 2018 la justicia estadounidense ordeno a la compañía Monsanto pagar la suma de 289 dólares al señor Dewayne Johnson como medida compensatoria por haber omitido advertir sobre los riesgos de contraer cáncer a partir de sus herbicidas.

Los usos del Glifosato

No obstante toca aclarar que el uso del glifosato no solamente es para erradicar cultivos ilícitos, de acuerdo con la compañía Monsanto “este es un herbicida no selectivo, que inhibe una enzima que es esencial para el crecimiento de una planta, lo que significa que tiene efectos sobre la mayor parte de las especies de plantas verdes.

Le gustaría: Colombia no recicla y puede estar en graves problemas

Por ello hay que tener cuidado en su uso, protegiendo a las plantas deseables”. Actualmente en Colombia se utiliza este producto para controlar la maleza de los cultivos de maíz, papa, café, plátano entre otros.

¿Que sabemos del glifosato en los alimentos?

La presencia de este herbicida en los alimentos rara vez se ha investigado, por lo que Générations Futures se tomó la tarea de investigar el grado de contaminación de los alimentos con glifosato en Francia.

En la entrevista realizada por Romain geoffroy a François Veillerette, portavoz de Générations Futures dice:

“Se certifica la presencia del herbicida en dieciséis de los treinta productos de consumo analizados por la ONG. Residuos de glifosato en cereales de desayuno, legumbres y pastas. Mediante el análisis de muestras de treinta alimentos, la ONG Generaciones Futuras descubrió, en dieciséis de ellos (53,3%) residuos de la molécula del herbicida más ampliamente utilizado, sustancia clasificada como probable carcinógeno por un organismo de la Organización Mundial de la Salud”.

Genon K. Jensen, Directora Ejecutiva de Health and Environment Alliance añade su preocupación por la falta de una regulación robusta sobre este tipo de productos químicos que pueden llegar a contaminar los alimentos.

Le interesa: Las 7 técnicas para no tener estrés y mejorar el humor según la ciencia en el 2019

Glifosato en Colombia

Finalmente, el tema del glifosato es de no terminar, si bien se sabe que el uso de este en la agricultura no puede ser de un día para otro, se vuelve abrir el debate sobre el uso para la erradicación de cultivos ilícitos.

El gobierno colombiano debería buscar alternativas menos riesgosas para la salud de las personas que habitan los entornos rurales, y sin más solo cabe recordar el principio 15 de la declaración de Río:

“con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here