Habla mayordomo del ex-embajador de Uruguay, tras su renuncia

¿Inocente o culpable?
¿Inocente o culpable?

Fernando Saclemente, el embajador de Colombia en Uruguay, le mandó una carta al presidente Iván Duque en la que presenta su renuncia por las acusaciones de tener un laboratorio de coca en su finca.

El fiscal general, Francisco Barbosa, lo vinculará a una investigación por este hecho en el municipio de Guasca en Cundinamarca.

Por su parte, el embajador afirmó que agradece el total apoyo a su cargo y se encargará de des-meritar esta acusación, por lo que ha solicitado a las autoridades que se le reconozca víctima de este hecho.

También aseguró que ante las declaraciones del fiscal Barbosa es necesario marginarse del cargo para preparar su defensa y demostrar su inocencia.

Le gustaría: Duque anuncia un posible aislamiento inteligente ¿De qué trata?

La carta del embajador Sanclemente por los líos de la coca

El embajador afirmó en un comunicado lo siguiente:

“Anticipándole mi más infinita gratitud por el honor que me confirió, designándome como embajador de su Gobierno ante Uruguay, pero muy especialmente por su solidaridad y apoyo recibido por usted señor presidente y la Cancillería a lo largo de la licencia no remunerada que me fuera concedida con el único propósito de atender la defensa de mi buen nombre, el de mi familia y socios, con ocasión del penoso y desafortunado hecho delictivo de público conocimiento acaecido en predios de nuestra propiedad, es mi deber, en aras de proteger y garantizar el buen nombre suyo y de su Gobierno , presentar a su consideración mi carta de renuncia a partir de la fecha”

Por consiguiente, le declaró al presidente que es socio de varias empresas familiares, entre ellas Las Colinas de Guasca Ltda; la cual es socio del 50 %.

De igual forma sostuvo que esta empresa fue en la que se encontró el laboratorio; sin embargo, el embajador sostiene que venia operando sin que los propietarios lo supieran.

Le interesa: Herramientas para proteger el ingreso y trabajo durante la cuarentena

Su defensa y lo que viene en este caso

Mientras tanto, el embajador sostiene que es necesario mostrar su buen nombre y hará todo lo posible para demostrar su inocencia.

Poco después de la carta, el embajador afirmó ante los medios de comunicación:

“Es clara la ausencia de vinculación entre los propietarios de la finca y la actividad ilícita hallada en ella y, con la información a nuestro alcance, concluimos que el laboratorio ‘sembrado’ en una parte boscosa de la finca no tenía más de 3 a 4 meses de existencia y no ocupaba más de 100 mt2”.

Habló mayordomo del ex embajador

Laureano Martínez Cortés, mayordomo de los Sanclemente dio su declaración. Estas fueron sus respuestas.

«Como el 10 de septiembre de 2019, llegaron unos señores a la finca. Me dijeron que los tenía que dejar trabajar ahí. Que ellos iban a colocar algo de licores y que si no autorizaba, mataban a mi familia»

El mayordomo dijo a la funcionaria que lo interrogó que el ex-embajador nunca supo de eso porque lo tenían amenazado.

«Es por eso que autoricé el ingreso de estas personas y el mismo 10 de septiembre llegaron como unas 30 personas, todas armadas como (sic) pistolas y revólveres y ahí comenzaron al fondo de la laguna. Yo fui como al mes y medio para mirar qué estaban haciendo. Pero no me dejaron pasar».

El mayordomo huyó con su familia de la finca, desde el 12 de febrero del 2020 cuando entró la Fiscalía.

Se fue a vivir con un amigo sin ropa y sus hijos no pudieron continuar en el colegio, explica Martínez. Su celular está sin simcard porque lo seguían llamando para amenazarlo, ya que creen que fue él quien los denunció.

Finalmente, en el predio se encontraron 7 toneladas de insumos químicos y 10 kilos de coca.