China ha comenzado a incursionar en América Latina, donde ha promovido el libre comercio, la globalización y la cooperación, ofreciendo “estrategias de beneficio mutuo” y “ganancias compartidas”.

No se puede desconocer que en el 2018 se ha afianzado la guerra comercial entre Occidente y Asia, debido a las impertinentes decisiones tomadas por Donald Trump en su administración. Mientras Estados Unidos desprecia a los “países subdesarrollados”, China los elogia diciendo que es  “una extensión natural” de su país, pero al parecer con Colombia hay algunas diferencias, debido a su relación con Estados Unidos.

Le gustaría: Fracking en Colombia: Comenzaran las pruebas pilotos

Manifestaciones de la visión comercial de China

La visión comercial de China se ha manifestado de diferentes formas, como: creando negocios e inversiones; ha financiado proyectos en países como Argentina (un ferrocarril hacia el noroeste), Ecuador, Colombia (un puerto en la costa pacífica). Por lo tanto, se ha convertido en el mayor socio comercial de Chile y Perú, y casi de Brasil. Esto ha sido resultado del espacio que ha dejado Estados Unidos en América Latina, permitiendo que China se aproveche y logre posicionarse.

Relación China-Colombia

En esa medida, la relación comercial más frágil que tiene China en Latinoamérica es con Colombia, principalmente porque no existe un Tratado de Libre Comercio (TLC) y solo se exporta petróleo-carbón, dado que Colombia cuenta con unas debilidades estructurales que le impiden  ingresar a algunos dispositivos como el TPP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica).

Esta endeble relación, entre China y Colombia se debe a la pobre logística de transporte, para mejorarla deberá realizar cambios como:

  1. Buscar otra orientación exportadora.
  2. Mejorar la infraestructura de transporte.
  3. Mejorar los costos de las empresas y los diferentes pasos administrativos.

Le interesa: Más desempleo para los colombianos y menos impuestos para las empresas

Exportaciones e importaciones entre China y Colombia

Las exportaciones que realiza Colombia a China son de 1.168.167, a diferencia de China que importa a Colombia 8.631.421; es decir, el gigante asiático tiene una gran ventaja, lo cual está trayendo problemas, ya que, algunos comerciantes dicen que es una competencia desleal ante los bajos precios que ofrecen, obligándolos a defender el patrimonio de sus familias, ya que el 20% de las importaciones proviene del dragón asiático.

Es más fácil y barato traer un contenedor de Pekín,China que transportar un contenedor de Bogotá a Cartagena. 

China es la gran fábrica del planeta, además de la segunda potencia económica después de Estados Unidos. Ha tomado especialmente ventaja desde que ha montado sus propias empresas y comercios en otros países. Todo esto sin contar el contrabando, ni las compras por internet que son ventas millonarias.

Le gustaría: La coca: una renta “importante” para la economía colombiana

Se puede vislumbrar que Colombia no se ha mantenido al margen por decisión propia, sino principalmente a su relación subordinada con EE.UU, y debido a que no cuenta con la infraestructura y logística adecuada, para soportar una relación comercial en igualdad de condiciones con China.

A pesar de todo, muchos países latinoamericanos temen que el gigante asiático este desindustrializando más a la región y que se origine una  dependencia económica, dado que  no es bueno confiar de las condiciones que pueden venir con la oferta de «ganancia compartida».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here