Tabacalera BAT cierra en Colombia y sus empleados quedarán sin trabajo

BAT
Se acabó la producción de tabaco de BAT en Colombia

British American Tobacco (BAT) dejará su trabajo de producción de tabaco en Colombia por la baja demanda y los altos costos de producción.

La multinacional seguirá apoyando a sus 700 empleados directos, aportando al fisco y comercializando legalmente todos sus productos a mayores de edad.

Tabacalera BAT

British American Tobacco fabrica productos de alta calidad para fumadores adultos.

El objetivo de la fábrica es promover la difusión y la apropiación de la cultura popular colombiana y contribuir al fortalecimiento del tejido social.

¿Por qué cierran la tabacalera?

La asociación no estaba generando costos competitivos y los recursos que requiere el procesamiento de tabaco generan un costo de producción mucho mayor al de los cigarrillos.

El cierre de la compañía implica cerrar también la planta de desvenado de hoja de tabaco en San Gil.

Esto no afectará la «producción de producto terminado, ni los inventarios, ni las operaciones comerciales y administrativas de la compañía en Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Barranquilla, Cartagena y Manizales«.

Varias personas quedarán sin trabajo

Al cerrarse esta tabacalera, también se cierran las posibilidades de trabajo para las personas que ya venían trabajando en la empresa, así como pasó con el cierre de Coltabaco en el 2019.

Según Juan Carlos Restrepo, director Legal y de Asuntos Externos de BAT Colombia, durante la producción de tabaco, familias colombianas aprendieron sobre:

  • Manejo fitosanitario del cultivo.
  • Insumos agrícolas para la producción de tabaco de calidad de acuerdo con el área sembrada.
  • Cantidad de plantas.
  • Variedad cultivada.

La compañía espera que todos los conocimientos adquiridos sean de provecho para los siguientes trabajos que emprendan los agricultores.

Ayudas de BAT para los desempleados de la compañía

En San Gil, Capitanejo (Santander) y Neiva existían 31 empleados fijos de planta y la compañía diseñó un plan de retiro con diferentes beneficios.

También se ha construido un plan integral de soporte con ayuda monetaria para los cultivadores.

Ellos podrán utilizar ese dinero como capital de trabajo para continuar su actividad agrícola en otro cultivo.

Por otra parte, se dará un aporte tecnológico para la formación educativa de los hijos menores de edad de los empleados.

Asimismo, tendrán un acompañamiento con un programa social de formación por parte de la consultora FUNDES para la transición hacia nuevos cultivos.