La joya de Sarmiento Angulo, al Banco de Bogotá le bajan la calificación a negativa

Banco de Bogotá de Estable a Negativa
Banco de Bogotá de Estable a Negativa.

La calificadora de riesgo Moody’s cambió las perspectivas del Banco de Bogotá propiedad de Luis Carlos Sarmiento Angulo, hombre más rico de Colombia.

El rentable Banco de Bogotá pasó de estable a negativa en menos de una semana, la calificadora encontró algunas inconsistencias en su primer informe que resaltaba el buen comportamiento del Banco.

Banco de Bogotá.
Banco de Bogotá.

Moody’s sacó un primer informe explicando las calificaciones de Bancolombia y Banco de Bogotá, ambas con calificaciones estables, sin embargo, una semana más tarde indicó que Banco de Bogotá pasó a negativo, mientras que Bancolombia se mantuvo en estable.

En su momento Moody’s señaló: “La afirmación del BCA ba1 del Banco de Bogotá refleja la sólida y resistente generación de utilidades del banco, que se mantuvo durante 2020 y el primer semestre de 2021, y su acceso constante a depósitos minoristas de bajo costo que benefician la liquidez y los márgenes.

Estas fortalezas están contrarrestadas por los colchones de capital relativamente bajos del banco, con una relación de capital común tangible (TCE) / activos ponderados por riesgo (RWA) de 8.7% a junio de 2021, presiones sobre la calidad de los activos que surgen de la pandemia y sus exposiciones a operaciones más riesgosas. ambientes en Centroamérica.”

Si bien Banco de Bogotá presenta excelentes cifras, su riesgo más importante se encuentra con la descomposición de su banco en Centro América, en una jugada maestra, Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, presidente del Grupo Aval estaría adelantándose a los riesgos de las futuras elecciones en Colombia.

“En junio de 2021, el Banco de Bogotá reportó 6.4% de los préstamos de la etapa 3 a préstamos brutos, aún por encima del nivel de 2019 del 5%. Si bien el 15% de los préstamos del banco todavía se beneficiaban de las medidas de alivio a junio de 2021, más de dos tercios de esta cartera ya incluyen programas de pago activos.

Además, el Banco de Bogotá mantuvo una adecuada cobertura de reservas para insolvencias, que se situó en el 5,2% de los préstamos brutos en junio de 2021, lo que ayudará a mitigar el impacto de futuros deterioros al finalizar el período de gracia. La rentabilidad del banco se mantuvo más alta en el primer semestre de 2021, con un ingreso neto anualizado a activos tangibles del 1,6%”, agrega Moody’s.