Colombia alcanza cifras alarmantes de desempleo en 2020

Colombia alcanza cifras alarmantes de desempleo en 2020
Desempleo en Colombia.

Según la Gran Encuesta Integrada de Hogares, GEIH, publicada por el DANE, Colombia habría alcanzado los niveles más críticos de desempleo en 2020.

La tasa histórica de 21,4% nos deja en una angustiosa posición frente a los demás países de la OCDE.

Efectos colaterales de la pandemia

En opinión de los expertos, las cifras alarmantes de desempleo reportadas en Colombia, constituyen un efecto secundario significativo de la pandemia por COVID-19 en el territorio nacional.

La cuarentena, además de controlar la propagación del virus, limita casi en su totalidad la actividad laboral y capacidad financiera de las poblaciones.

Sin embargo, el porcentaje que exhibe Colombia respecto a otros países sería consecuencia de los problemas estructurales que ya prevalecían años atrás.

Ante esto, las brechas sociales y de género, los problemas históricos y estructurales, las políticas económicas y sociales deficientes se hacen evidentes en las estadísticas internacionales.

Colombia, líder en desempleo

Entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, España, Canadá y Estados Unidos, también han sido significativamente golpeados en cuanto a sus cifras de desempleo y desocupación.

Pero Colombia lidera el ranking con un contundente porcentaje de desempleo en el presente año.

Fuente: OCDE, Unemployment rate.
Fuente: OCDE, Unemployment rate.
TGP: Tasa Global de Participación
TO: Tasa de Ocupación
TD: Tasa de Desempleo
Fuente: DANE
TGP: Tasa Global de Participación
TO: Tasa de Ocupación
TD: Tasa de Desempleo

Fuente: DANE

Algunos dirían que en comparación con naciones desarrolladas, es normal que Colombia mantenga una posición preocupante.

No obstante, en el escenario latinoamericano, entre sistemas, economías y condiciones similares, el país conserva el peor récord de desempleo.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, publicó una gráfica representativa del desempleo en los países latinoamericanos contrastando entre el año 2019 y el mes de mayo de 2020.

Fuente: CEPAL-OIT. Publicado en Semana.
Fuente: CEPAL-OIT. Publicado en Semana.

En esta gráfica, puede evidenciarse que pese a que Colombia siempre ha mantenido una alta tasa de desempleo, en el presente 2020 repuntó a 21,4%, dejando detrás a Brasil con 12,9%, a quien duplicó en los últimos meses.

En comparación con las cifras sin pandemia, Brasil incrementó su porcentaje de desempleo en unos 10 puntos porcentuales, Chile en 4 puntos, México en  0,6 puntos y Colombia en 11,4 puntos porcentuales respecto a diciembre de 2019.

Por su parte, respecto a mayo de 2019, Colombia aumentó su tasa de desempleo en 10,9 puntos porcentuales, según el DANE.

Esto se traduciría en mucho más de 3.9 millones de personas que han perdido su trabajo.

Causas del histórico desempleo en Colombia.

El hecho de que un país con condiciones semejantes al resto de la región tenga un porcentaje significativamente más alto de desempleo, indica que existen importantes falencias estructurales que ya venían debilitando el mercado laboral.

Dentro de las causas de fondo que han mencionado algunos expertos, encontramos:

Informalidad

Acorde a cifras del DANE, un promedio de 5’700.000 colombianos son trabajadores informales. Algunos afirman que la coyuntura de la pandemia ha generado la necesidad de políticas que permitan la formalización del mercado.

Altas cifras de migrantes

Este es un punto polémico. Algunos analistas desestiman la influencia de los migrantes en el desempleo en el país.

Sin embargo, la cartera de finanzas públicas juzga que el aumento de cerca de 0,4 puntos porcentuales en la tasa de desempleo, podría ser explicado por la mano de obra venezolana, en algunos casos, más económica que la mano de obra nacional.

Según el DANE, 6 de cada 10 migrantes venezolanos se encontraban trabajando en el país hasta agosto de 2019.

«Sobreeducación»

Expertos del Observatorio de  Gobierno Urbano en entrevista para la Universidad Nacional de Colombia afirmaron que hoy en día, estar «sobrecalificado» también se ha constituido en un problema.

Aseguran que la capacitación con poca experiencia no es algo apreciable para el mundo laboral actual.

Desempleo juvenil

Según expertos, existe un abismo entre las competencias y habilidades que desarrolla el sistema educativo y las necesidades reales del mercado; por lo que la oferta no es ideal para la demanda laboral de las empresas y organizaciones.

Brechas de género

En Colombia, los hombres presentan más posibilidades de acceder a un empleo formal, incluso si una mujer se encuentra mejor preparada.

La tasa de desempleo femenino en el país, históricamente se ha mantenido cerca de 5 puntos porcentuales por encima de la masculina.

TD: Tasa de desocupación.
Fuente: DANE.
TD: Tasa de desocupación.
Fuente: DANE.

Confinamiento Vs Reapertura

El equilibrio que debe mantenerse entre las garantías de bioseguridad para la población en medio de la pandemia por COVID-19 y la reactivación de la economía nacional es cada vez más difícil de alcanzar.

A partir del 27 de abril, Colombia inició la reapertura gradual de su economía, dejando libres los sectores de construcción e infraestructura en algunos casos, como excepciones en el decreto presidencial.

De ahí en más, el aislamiento preventivo obligatorio se ha ido extendiendo de plazo en plazo, con reactivación de ciertos sectores.

Según Juan Daniel Oviedo, Director del DANE, las cifras comenzaron a percibir mejoría en el momento en que ciertos sectores económicos comenzaron a reabrirse, y parte significativa de la población que estaba inactiva o sin empleo, retomó sus actividades laborales.

No obstante, así como se ha advertido una disminución en las tasas de desempleo, también se ha evidenciado un incremento exponencial en los contagios diarios y las muertes por causa del COVID-19 en Colombia a causa de la reapertura económica.

Equilibrio Salud-Economía

Ante esto, el Director de Cedetrabajo, Mario Alejandro Valencia, asegura que el incremento de los ocupados en las cifras de mayo respecto a los meses anteriores, no debe traducirse necesariamente en la reactivación de la economía.

Afirma que las cifras lo que revelan es que los colombianos han tenido que violar la cuarentena para buscar su sustento diario, incluso por encima del alto riesgo de contagio.

Sumado a esto, algunas decisiones presidenciales sin la adecuada logística, como la del primer día sin IVA, han impactado de forma importante en el aumento de los infectados.

Es aquí donde proteger el equilibrio salud-economía comienza a ser algo indudablemente complejo.

Incluso, lo más delicado de la situación, es que dicha reactivación puede ser el catalizador de rebrotes y nuevas olas del virus en el territorio nacional, tal como se ha visto en algunos países.

En caso de darse, habría que retomar las medidas estrictas de confinamiento para favorecer la vida y evitar el colapso del sistema de salud.

Lo que implicaría, también, el retorno al desempleo y la desocupación en la población.

La OCDE anunció, que dada la circunstancia de nuevos brotes de COVID-19, la tasa de desocupación podría llegar a incrementarse entre 10,6% y 12,5%, siendo Colombia nuevamente el país más golpeado por el desempleo en medio de la crisis sanitaria.

Frente a esto, la entidad recomienda mantener las medidas de alivio y subsidios a la población nacional hasta que sea superada la pandemia en el territorio.

Aunado a ello, Mario Alejandro Valencia sugiere que el país no debe seguir importando mercancías del extranjero antes que apoyar la fuerza de trabajo nacional, pagándoles con recursos naturales y materias primas.

Esto es lo que el economista llama un «esquema económico insostenible».