Así venden la información a través de la Dark Web

La venta de datos privados en la dark web está a la orden del día
La venta de datos privados en la dark web está a la orden del día.

La dark web o internet oscura es una parte de la internet profunda que se caracteriza por tener contenido ilegal no conectado a los motores de búsqueda, y para acceder a ella se requiere de programas específicos o autorizaciones.

Su contenido es muy peligroso y puede llegar a incluir trata de personas, por tal motivo se recomienda evitar la internet oscura, sin embargo, alejarse de ella no es suficiente para estar a salvo.

En la internet oscura, además de comercializar armas o sustancias psicoactivas, también se vende la información de las personas. Esta información puede llegar a ser datos bancarios o contraseñas de redes sociales.

Dark web comercializa datos privados

De hecho, un estudio indica que en la dark web se comercializan alrededor de 15.000 millones de datos de diferentes personas en el mundo.

Una experta en ciberseguridad, que se encarga de desarrollar herramientas que contrarresten las amenazas de la red, destacó que existen muchas bases de datos con perfiles hackeados.

Algunas personas u organizaciones compran estos datos para secuestrar información y rastrear a grandes grupos de personas o algún individuo en específico, también se suelen sacar documentos falsos o robar la identidad.

El valor de la información de una persona es establecido dependiendo de los contactos y las relaciones que tenga una persona.

La experta también dijo que para saber si nuestra información ha sido robada habría que comprar las bases de datos ya que no hay forma de filtrar por nombre.

Por otro lado, la información acerca de las tarjetas es una de las más comercializadas, y se puede adquirir los datos de tarjetas de créditos para compras digitales, o una copia de la tarjeta que puede ser usada en tiendas físicas.

Además, algunas de esas bases de datos también poseen toda la información financiera como fechas de nacimiento o documentos de identidad.

No hay una forma que evite en un 100% el robo de la información, ya que en ocasiones es obtenida hackeando bases de datos en páginas aparentemente seguras.

Lo ideal es tener un mecanismo de seguridad extra para utilizar las tarjetas en internet y utilizar correctamente la web de tal manera que no se descarguen malware en los dispositivos.