¿Sabes cómo se forman los cálculos de apuestas para los eventos deportivos?

Si alguna vez visitaste algún sitio para informarte sobre partidos que tu equipo o deportista favoritos tendrán, o para ver cómo salieron los resultados de encuentros ya disputados, seguramente te cruzaste con fracciones (por ejemplo, 1/12 para más de 4 goles) o con decimales (8.70 si A anota primero, 2.00 si ninguno lo hace, o 3.80 si B anota primero).

Pero ¿conoces de dónde salen esos números que terminan siendo la referencia de cuánto obtienes, y que infieren cuál es el favorito según las variaciones de esas cifras?

En este artículo, te informaremos sobre cómo se define eso y así podrás entrar a sitios especializados, como por ejemplo wplay, y sabrás qué hay detrás de cada valor o dígito.

Tipos de cuotas que verás en distintos sitios

Esto debe contarse de entrada, ya que por algo, en algunos sitios o disciplinas, quizás te encuentras con lo que describimos anteriormente: decimales en algunos casos, fracciones en otros.

Esto ocurre por el simple hecho que, así como se usan distintas formas de medición en el mundo (por ejemplo, el sistema métrico en gran parte del planeta y en lugares como Estados Unidos se usa el conocido como sistema imperial), también aplica esta lógica para las formas de expresar las “cuotas” para los eventos deportivos.

No explicaremos al detalle cómo es cada cálculo, porque podría resultar muy confuso y las webs especializadas lo muestran de forma muy sencilla y clara, así que veremos qué tipos son más comunes.

Por un lado, existe la cuota (norte)americana, que se mide en números enteros con valor positivo o negativo. Ejemplo: +100 o – 100. Pueden variar los detalles, pero se gana más apostando menos cuando el valor es positivo, y se gana menos apostando más cuando el signo es negativo.

Por otro lado, están las cuotas europeas, que se expresan en decimales y se usan mucho en Latinoamérica. Esos números funciona como un multiplicador de la apuesta inicial que hicimos en caso de acertar.

Por regla general, si el número es mayor, más recibirás, pero hay menos chances que eso pueda ocurrir (por ejemplo, si apuestas a que un equipo de futbol ganará por siete goles, si aciertas tendrás buena recompensa, pero hay pocas chances de que suceda).

Por último, se ve mucho la inglesa, que puedes verla expuesta como fracciones. La lógica es similar en cuanto a la europea con respecto a la recompensa: a mayor probabilidad de que algo ocurra, menor será el número, y menor será la potencial renta.

Entonces, ¿Quién o qué establece esas cuotas?

Para no extendernos demasiado y complejizar el asunto, no hay un solo “qué” ni un solo “quién”, sino que esos cálculos son producto del trabajo de equipos multidisciplinarios de expertos y del aprovechamiento de la tecnología.

Si tuviste el placer de ver la película “Moneyball” o si conoces el Football Manager, quizás sepas mejor hacia dónde va orientada la explicación. En simples términos, para todos los eventos deportivos siempre habrá consultores y también expertos matemáticos y estadísticos que hacen seguimiento de los rendimientos generales e individuales de los equipos, de los atletas, de los torneos y de las disciplinas.

A partir del trabajo humano para relevar información cuantificable sobre resultados, victorias o derrotas de local y visitante, resultados de encuentros entre equipos específicos, rendimiento actual, racha de valla sin vencer o de puntos o goles hechos, entre otros miles de aspectos; se suma la tecnología al servicio de los deportes.

Si a lo antes mencionado, se añade la complejidad y detalles finos que aportan los algoritmos matemáticos, el establecimiento de rankings y de futuros o posibles escenarios, el clima y las lesiones, y muchos valores más, se pueden establecer márgenes de eventuales resultados a través de modelos matemáticos.

De esta forma, en términos generales, es así la manera en que se forman las cuotas que luego el público puede ver y elegir la que crea mejor. Es por todo esto que, a veces, no son los mismos los cálculos por más que chequees distintos sitios legítimos y especializados.

Asimismo, en algunos casos, las cuotas pueden llegar a variar ya que las primeras apuestas iniciales dan un primer pantallazo sobre qué equipo se postularía como el favorito, y eso puede incidir en algunos pequeños cambios en las cuotas en una fecha más cercana al día del evento deportivo en cuestión.

Conclusión

Así como no hay un manual o recetario que pueda dar una fórmula ganadora para “romper” el algoritmo y saber siempre cuál será el ganador, esta actividad es entretenimiento de millones de personas alrededor de todo el mundo, y el disfrute es siempre la primera y última prioridad.

De todas formas, la información es poder, así que ahora que ya tienes una mejor noción sobre los tipos de cuotas y sobre cómo se conforman, esperamos que puedas encontrar aún mayor comodidad y confianza en este pasatiempo que tantas alegrías puede traerte.