Laporta abre las puertas de Barcelona a Lionel Messi

Camp Nou, Barcelona
Camp Nou, Barcelona.

El FC Barcelona se encuentra actualmente en boca de todos. El equipo catalán está edificando un equipo muy potente para intentar competir al máximo nivel la próxima temporada. El presidente de la entidad, Joan Laporta, ha incorporado hasta el momento a piezas de altísimo nivel, entre las que destacan Robert Lewandowski o Raphinha; dos delanteros consolidados que deben aumentar el nivel del ataque azulgrana.

Esta reconversión ofensiva del equipo está justificada por dos motivos principales. El primero es el mal momento económico que está viviendo la entidad, obligada a vender jugadores que no han rendido en los últimos años. Y la segunda está justificada en una de las salidas más traumáticas de la historia del club: la marcha de Lionel Messi.

El astro argentino abandonó Barcelona la pasada temporada para poner rumbo a París. El jugador quiso buscar un equipo de primer nivel para intentar ganar títulos mayores en la mayor brevedad posible.

El impacto de Messi en las casas de apuestas

El fichaje de Messi tuvo un impacto directo en el ecosistema del Paris Saint-Germain desde el minuto cero. Ha aportado visibilidad, impacto y relevancia social a un club que cada vez se siente más fuerte. El equipo francés ya lideró muchas de las dinámicas informativas el pasado curso, y sus enfrentamientos generaron todo tipo de contenido, ya sea de manera previa -con análisis, tertulias o debates- o a posteriori, analizando el rendimiento de los jugadores. La incorporación del goleador también afectó a otras variables del fútbol, como son las cuotas de las apuestas deportivas, siempre centradas en dirimir los posibles candidatos a los títulos. Un año más de Messi, es un año más de favoritismo, tanto en liga como en Champions League, también tendrá un lugar destacado en las cuotas de máximos goleadores, otro elemento que tiene relevancia en los portales de las casas de apuestas. El jugador encara su segundo curso en París con la intención de mejorar sus registros personales, después de una temporada que se puede considerar como de transición.

Paris Saint-German
Paris Saint-German.

Todavía es raro ver al futbolista con una camiseta que no sea la del Barça, por lo que muchos aficionados culés anhelan el regreso del mito rosarino a la disciplina barcelonista. Uno de los pesos pesados del entorno azulgrana, como es el caso del presidente Laporta, ha verbalizado estos días la ilusión de volver a vestir a Messi con los colores del FC Barcelona.

En declaraciones al canal ESPN, el dirigente explicó que se siente en deuda con el jugador por la forma en la que abandonó el club, afirmando que espera que la relación entre ambas partes no haya puesto su punto y final. Todo ello añadiendo que último capítulo del deportista en Barcelona no fue el esperado.

Estas declaraciones no sorprenden, ya que Laporta siempre ha explicado la admiración reverencial que tiene hacia el futbolista. Parece que la relación entre ambos quedó algo tocada a causa de su marcha: abrupta y sin que nadie lo esperase. Su despido, con el jugador entre lágrimas afirmando que no estaba preparado para abandonar la disciplina culé, es ya historia del deporte. El argentino nos ha dejado un sinfín de momentos memorables con la elástica culé, siendo uno de los iconos máximos del fútbol contemporáneo.

Tanto Messi como el Barça deberían intentar organizar algún tipo de acto en el que se pudiese reflejar el impacto que tuvo el jugador hacia la institución que representaba. Al albiceleste le queda aún un año más de contrato con el PSG, y este curso será muy importante para Lionel, ya que intentará conquistar la Copa del Mundo en Qatar. Pocas distracciones y ruido mediático querrá.

A partir del próximo año, el escenario se difumina; Leo tendrá que tomar una decisión trascendental con relación a su futuro: firmar con letras de oro la historia que le ató como azulgrana a lo largo de veinte años, o recalar en una liga de menor nivel. La MLS americana siempre ha estado vinculada con el futuro del extremo, pero la opción del Barça es muy golosa.

La primera aproximación entre ambas partes ya se ha producido, siendo por boca del presidente Laporta. Habrá que ver si estas palabras encuentran respuesta en el entorno de los Messi. A medida que su relación contractual con el PSG se acerque al final, estas preguntas irán sobrevolando todas las ruedas de prensa del jugador. En menos de un año saldremos de dudas.